Food

¿Y si el final del Big Mac está más cerca?

Solo 1 de cada 5 millennials ha probado la hamburguesa estrella de McDonald's que ha pasado de objeto de deseo a objeto de burla

Corren días malos para McDonald’s. Según un estudio llevado a cabo por la multinacional hamburguesera, solamente 1 de cada 5 millennials ha probado el Big Mac. Una generación que, según la encuesta de Nutrition Lately, tiene más vegetarianos que ninguna otra: en total, un 12%. ¿Qué ha pasado, Ronald? ¿Ya podemos despedirnos de la hamburguesa que simboliza el capitalismo económico?

Esta es exactamente la pregunta que se planteaba ni más ni menos que una revista de la industria cárnica, Drovers, haciéndose eco del artículo “Las hamburguesas que importan”, de Henk Hoogenkamp, que afirma que para los millennials en sus veintes o treintas, el Big Mac ya no es un objeto de deseo sino un objeto de burla: ya nadie se cree que sean sanas, de calidad y además ignoran las quejas de los clientes.

Hoogenkamp es uno de los desarrolladores y asesores de comida preparada más importantes del mundo, siempre ojo avizor a los apetitos gastronómicos de la sociedad. Y concluye que la casa madre del fast-food seguirá perdiendo la batalla con sus hamburguesas rápidas y baratas contra las nuevas cadenas hamburguesas premium y otras opciones de comida rápida más sana.

¿Otro de los problemas? “La percepción de su marca está empeorando”, sobre todo entre los clientes más jóvenes con más consciencia de lo que comen. Y como señala Dan Murphy para Drovers, “Este problema es el mismo dilema que afrontan muchas de las grandes empresas: el mismo sistema que alimentó su crecimiento y su éxito en el pasado ahora es un obstáculo para seguir hacia adelante”.

Porque tal como apuntaba The Washington Post ya en 2013, “Para los millennials, la comida no es solamente comida”. Narcisistas o no, no nos la darán ni con extra de queso.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar