Food

Aprender mientras duermes es posible, pero no como te gustaría

Grabar un audio con los apuntes y que el subsconciente los estudie por ti, qué bonito sería ¿verdad?

Getty

Te quedan 8 horas para un examen del que no has estudiado nada, así que manejas dos opciones: pasar la noche en vela o resignarte al suspenso. Miras la cama. Miras los folios. Miras la cama. Miras los folios. Miras la grabadora de audio y te aferras a una tercera vía. ¿Y si funciona?

Según un estudio publicado por la revista Nature, la idea de aprender mientras dormimos no es tan descabellada como pensábamos.

Un equipo de neurocientíficos acaba de demostrar que el cerebro puede recordar patrones acústicos instalados en varias fases del sueño. Para el estudio, los autores seleccionaron a 20 participantes y, mientras dormían, les pusieron ruido blanco con varios patrones acústicos ocultos en la línea de tiempo.  

Tras despertar, los participantes reconocieron eso patrones. Según Thomas Andrillon (principal autor del trabajo) las personas dormidas no pueden concentrarse en lo que están escuchando ni hacer conexiones explícitas, por eso no aprenderán un idioma con hipnopedia. Sin embargo, sí podrán memorizar patrones automáticos, y lo harán automáticamente.

“El cerebro dormido incluye información de lo que ocurre fuera y la procesa con un grado de complejidad bastante impresionante”, comentó Andrillon a The Washington Post.

Era una tarea complicada, pero una vez despiertos, los sujetos analizados consiguieron localizar las secuencias ocultas con un éxito mucho más elevado de lo que el azar podría predecir.

Aún más, los científicos encontraron que los recuerdos de esas secuencias se formaron sólo durante ciertas etapas del sueño. Cuando las hicieron sonar durante el REM y el sueño ligero, los participantes pudieron recordarlas a la mañana siguiente. Por contra, cuando las reproducieron en las fases de sueño más profundo no REM, los sujetos perdieron el recuerdo.

En opinión de Andrillon, el experimento ayuda a reconciliar dos teorías contrapuestas sobre el papel del sueño en la formación de nuevos recuerdos: la primera dice que nuestros cerebros dormidos reproducen la memoria que creamos mientras estamos despiertos. A medida que se reproducen, los recuerdos se consolidan y se hacen más fuertes. La segunda hipótesis afirma que el sueño mata los recuerdos más viejos y débiles para destacar los que logra guardar.

El estudio sugiere que el cerebro dormido puede hacer ambas cosas –consolidar unos recuerdos y sacrificar otros–, solo que en distintas fases del sueño. 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar