Fire

Este pájaro disfrutó tanto de su masaje con bastoncillos que no pudo controlar su cuerpo

El vídeo, claro, se ha vuelto viral

oi oi

Trabajar en publicidad, en general, es una soberana mierda, esencialmente por una sensación constante de estar vendiéndole el alma al diablo y porque los horarios, no es que sean malos, es que no existen. Pero lo cierto es que trabajando en una agencia de publi vives momentos tan absurdos que resultan extremadamente divertidos.

Una de las cosas que más piden los clientes últimamente son "vídeos virales". Así, como quien pide "200 gramos de jamón de york, que si no en seguida se pone malo", te dicen que hagas un vídeo viral, como si del cajón, por cien euritos más, pudiésemos sacar una varita mágica viralizadora, y listo.

Por mucho que lo estudiemos, nunca podemos saber al 100% qué contenido va a volverse viral y qué contenido va a morir en el olvido de internet, por mucha pasta que meta la empresa por delante. Este vídeo es un claro ejemplo de ello. Consta solo de 4 elementos: pajarito cuqui, bastoncillo 1, bastoncillo 2 y hostiazo. No le ha hecho falta nada más para sobrepasar el medio millón de reproducciones.

¿Alguien quiere unos bastoncillos de metro y medio para un masajico así? Seguro que en Aliexpress, si hacemos un pedido tocho, nos sale bien de precio.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar