Ficciones

Todo iba bien hasta que mi perro lamió 2 gramos de cocaína

WOOF

¿ Qué coño te pasa, Danko?

Qué. Nada. ¿Te pasa a ti algo, o qué? Levanta ya de la cama.

Madre mía, qué sueño. Joder, Danko, para ya. No sé a qué hora se iría la gente pero me acabo de levantar y son las 5 de la tarde... Me cago en Dios, ¡¿qué hacen en la mesa 2 pollos de coca derramados?! ¡Danko! ¿Has chupado 2 gramos? ¡MI PERRO ESTÁ DROGADO!

Déjate de preguntitas, soy un perro. Llevas hablándome 6 años como si fuéramos amigos. Que te vistas y me bajes a la calle.

Joderjoderjoder. ¿Qué hago? Vamos a la calle porque aquí se va a volver loco. Danko, tranquilo, que ya bajamos. No te subas al televisor, anda. No me apetece una mierda bajar a la calle con esta resaca, pero por un amigo lo que sea. Danko, lo siento, pero no te voy a soltar. Estás en una situación anómala, entiéndeme.

Anómala, dice. ¿Y tú cada viernes, qué? Menuda doble moral, el tío. Como si yo hubiera dejado en la mesa la cocaína. ¡Cuidado, esa perra es policía secreta!

¿Qué te pasa ahora, Danko? Si es Molly, ¡siempre juegas con ella! Bueno, al menos no te has puesto a olerla como me temía. Vale, vale. Vamos a otro lado. En realidad, quizá esto no le esté viniendo mal. Hace años que no le veo tan activo. Últimamente estaba muy quieto en casa. Quizá todo esto sea una señal de algo. Pero qué le pasa ahora, ¿por qué ladra tanto?

Pues estoy haciendo lo mismo que tú cuando te drogas. No parar de hablar, con la sutil diferencia de que soy un perro y ladro. ¡WOOF!

Sabes, Danko, vamos a volver a casa, tengo que ponerme a tu altura. Al fin y al cabo somos amigos y los amigos comparten las cosas...

Otra vez en casa y este tío poniéndose una raya para él. Muy bien. Yo también quiero, creo que esto se me está bajando ya. Usaré la típica táctica de mascota tontita que nunca falla.

¿Qué, Danko, quieres que te acaricie la tripa, eh? Qué bien te veo, amigo. Qué sonrisa llevas. La verdad es que vaya sábado estamos pasando. Esto lo escribo en un artículo y no se lo cree nadie. Bueno, ni siquiera sabría qué titular ponerle para que alguien tuviera ganas de leerlo.

Oye cúrratelo un poco, si tú te haces una raya perfectamente recta, por qué a mí me vas a echar un poco en el suelo. Que yo tengo pezuñas, tronco. Si no, lo haría yo. Quiero que me hagas una rayita en forma de hueso.

Danko, que lo vas a tirar todo. Vale, un poco para tí y otro poco para mí.

Ya está hablando sin parar, es que no falla. Que pongas música. Pero no me vayas a poner música de niggas de esos que ahora van de renacentistas del siglo XXI. Pon tecnazo, pavo. Pon zapatilla.

¡Ajajja! Pero qué haces en Spotify, que vas a romper el portátil. En fin, aquí estamos los dos, amigo. Quién nos lo iba a decir. Luego bajamos otra vez a la calle. ¿Te apetece que llame a los de anoche? Voy a pedir una pizza, ¿alguna petición?

Pídela con farlopa. Que mira qué ritmo llevamos. Ritmoooritmodelanoche. ¿Me vas a llevar a ver perras?

Sabes, me encantaría saber qué piensas y sientes en este momento. Igual tienes una creatividad que mostrar, quién sabe. Creo que debemos sacar partido de este día. Bajamos a la calle, que vamos a grabar una cosa. Vamos a petar Internet, ya verás.

Vale, ya hemos bajado y ya he hecho el indio. La verdad es que ha estado guapo. Pero ahora saca lo que tú y yo sabemos. ¿O me tengo que poner cariñoso otra vez?

No, Danko, ya sé lo que quieres y no. No te pases. Además me he dejado todo en casa.

Será cabrón. Todo para él. Justo ahora. Sabes qué te digo, que ahí te quedas.

Pero, ¿dónde vas? ¡Vuelve!

Que te den. Y ahora veamos, concentrémonos en el olfato. Mmm, vaya, pero si parece que este olor está por todas partes. En los vaqueros de aquel chico. En el bolsito de aquella tía. Menudo supermercado. Esto va a ser fácil.

No, joder. Danko, ¿por qué te has ido? Creo que solo hay una solución. Subir a casa, coger una cosa y...

Dankooo, vuelveee, mira lo que tengooo

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar