PlayGround

París quiere prohibir un festival afrofeminista que restringe el acceso a los blancos

Ni partidos de izquierda, ni de derecha, ni siquiera las asociaciones antirracistas. ¿Por qué nadie apoya a este festival?

“Don’t agonize, organize” ( ¡No desesperes, organízate!). Bajo este lema se presenta la primera edición del Nyansapo Festival, el primer festival afrofeminista dedicado a personas afrodescendientes organizado por el colectivo Mwasi en un centro cultural de París.

La celebración de este festival no ha estado exenta de polémica después de que la alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo, haya decidido demandar al festival por limitar el paso a las personas blancas.

El Nyansapo Festival tiene prevista su celebración del 28 al 30 de julio y pretende ser una plataforma para el empoderamiento y activismo afrodescendiente, tal y como sostienen en la página web del colectivo organizador. Durante los días del festival hay programada una serie de conciertos, debates y mesas redondas que tienen como objetivo hablar de la situación de los afrodescendientes en Francia y más específicamente de la discriminación hacia las mujeres negras. La idea del festival es establecer estrategias conjuntas para combatir la desigualdad.

Según apuntan en su página web, el 80 % de las actividades del festival están orientadas a las mujeres negras y otro porcentaje menor de las actividades a mujeres y hombres negros. También prevén un espacio más reducido, este sí, abierto a todo el mundo .

Hidalgo ha condenado con dureza la celebración de este acto a través de Twitter. “Estoy consultando si este puede ser prohibido por promover la discriminación por razón de raza”, ha afirmado. Y no ha sido, de hecho, la única personalidad pública en posicionarse en contra. Fuentes policiales también han garantizado que la celebración del acto “deberá cumplir con las leyes y los valores de la república” —dando a entender que no parece, ni mucho menos, que lo vayan a facilitar—. Desde el Frente Nacional también han desafiado a Hidalgo a explicar por qué la ciudad está promoviendo un evento claramente “racista y antirepublicano” al restringir la entrada en ciertos espacios a gente blanca.

Lo más sorprendente de esta polémica, en todo caso, no es que un partido como el de Le Pen, abiertamente xenófobo, se posicione en contra de un espacio que promueve el empoderamiento de la comunidad negra. Lo sorprendente del asunto es que organizaciones antirracistas, como SOS Racisme Francia, también hayan condenado el evento tachandolo de “provocación racista”.

“Este festival es una provocación en tanto que está basado en la prohibición de espacios a hombres y mujeres que no son afrodescendientes. Como nuestro sueño no es vivir en el mundo soñado por la extrema derecha, estas iniciativas nos parecen siempre abyectas”, han expresado en un comunicado.

Desde el colectivo afrofeminista Mwasi sostienen que están siendo el “ blanco de una campaña de información errónea y de notícias falsas orquestadas por la extrema derecha más rancia”. Mwasi han expresado en su portal web la desilusión al comprobar que asociaciones antirracistas tampoco han entendido el mensaje de este festival y “se han dejado manipular”. “ Se han puesto del lado de los racistas al estigmatizar a aquellos que militan de manera pragmática por los valores de la igualdad y el respeto”.

Desde SOS Racismo Madrid se desmarcan de la organización homónima en Francia y se muestran partidarios de celebrar un festival de estas características. A pesar de que comparten nombre, las diferentes organizaciones de SOS Racismo pueden adoptar posiciones independientes en cada país.

“Es normal que se intente garantizar una mayor afluencia de personas negras porque se trata de que hablen desde una perspectiva vivencial. Por lo tanto, si se quiere hacer un festival afrofeminista, obviamente hay que promover la representación mayoritaria de personas negras", sostiene Moha Gerehou, presidente y portavoz de SOS Madrid. Para Gerehou, este tipo de espacios son necesarios para empoderar a un colectivo constantemente discriminado e invisibilizado y que tiene unos problemas específicos. Es por eso que este tipo de espacios son imprescindibles para crear comunidad, compartir experiencias y plantear estrategias comunes.

“Me choca que estén pidiendo exactamente lo mismo la izquierda de Anne Hidalgo, la ultra-derecha de Le Pen pasando por las organizaciones antirracistas como SOS Racismo", critica. Desde SOS Racismo Madrid no entienden cómo una organización supuestamente antirracista se ha podido tragar el discurso más conservador y precisamente racista.

"Además, es muy curioso aquí el enfoque de la extrema derecha. Solo le interesa el feminismo si es para ser racistas. Esto es un espacio orientado esencialmente para mujeres negras, pero aquí simplemente se ha puesto el foco en la cuestión racial, en ningún caso en la cuestión de género", subraya. Para Gerehou este tipo de espacios no mixtos, en cuestión de raza, se asimilan a los mismos espacios no mixtos por razón de género u orientación sexual.

El razonamiento es el mismo: es importante que colectivos históricamente oprimidos hablen —ellas, ellos— desde sus propias experiencias. Estos colectivos parten de una situación de desventaja en el resto de espacios de la vída pública. "Por eso, molestarse porque un espacio priorice su mayoría es absurdo". 

"Se habla mucho de estas problemáticas desde fuera, en clave académica, por eso es necesario que las mujeres negras, o las personas negras, hablen desde un punto de vista testimonial, experiencial. Del mismo modo que si se habla de machismo tienen que hablar las mujeres o si se habla de homofobia, lo debe hacer el colectivo LGBTQ".

Además, existe una cuestión puramente pragmática: este tipo de eventos buscan estrategias comunes a problemas específicos. En este caso, por ejemplo, a problemas que tienen que ver con la discriminación racial de las mujeres. "Dar voz en mesas redondas, debates o conferencias a personas blancas, tal vez hombres, que no han sufrido de ninguna forma este tipo de racismo puede traducirse en preguntas absurdas o muy básicas que ralentizan estas reuniones. Es importante que exista una base común para empezar a construir".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar