PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Do

"En Estados Unidos hay centros de detención que son cárceles para mujeres y niños de Centroamérica"

H

 

Hablamos con Karla Pérez, coordinadora de las campañas legislativas de United We Dream, la red de jóvenes inmigrantes más grande de Estados Unidos

David Meseguer

23 Marzo 2017 08:12

“Las personas seguirán huyendo y buscando refugio”. Karla Pérez coordina en United We Dream todas las acciones destinadas a tumbar las leyes que amenazan a los derechos de los inmigrantes.

Tras conseguir tumbar el programa 287(g) en el condado tejano de Harris, ahora centra todos sus esfuerzos en impedir que la propuesta de la Ley SB4 prospere en la Casa de Representantes de Texas.

Nacida en Ciudad de México, Karla llegó a Estados Unidos cuando tan sólo tenía dos años. Ahora estudia Derecho en la Universidad de Houston gracias al programa DACA.

A pesar de tener familiares que poseen la nacionalidad estadounidense y el permiso de residencia, Karla es inmigrante irregular y es consciente de que “nadie está a salvo de ser deportado”.

Hablamos con ella de leyes, activismo y lucha en un momento en que la Casa Blanca ha situado a los inmigrantes en el centro de sus política interna.


PlayGround: Explícanos quién eres.

Karla Pérez: Tengo 24 años y estudio de Derecho en la Universidad de Houston. También formo parte de United We Dream, la red de jóvenes inmigrantes más grande de Estados Unidos. Coordinado las campañas en Texas, para preservar las leyes que facilitan que estudiantes inmigrantes puedan ir a la universidad y también la lucha para poder frenar legislaciones antiinmigrantes.  

¿Cuál es tu situación personal en los Estados Unidos? 

Llegué a los Estados Unidos en 1995, cuando tenía dos años, procedente de Ciudad de México. Actualmente soy beneficiaria del programa DACA, que es la Acción Diferida para los Llegados durante la Infancia.

¿Vivís con miedo a ser deportados?

Nadie está a salvo de ser deportado. Yo simplemente soy beneficiaria de DACA y eso no quiere decir que esté a salvo. Desafortunadamente, estos son los momentos  todos nos tenemos que apoyar.

¿Han deportado a alguien de tu círculo familiar o de amistades?

La familia que tengo en Estados Unidos es la familia de mi padre y somos muy pocos. Algunos de nosotros somos indocumentados, mis tíos y mis abuelos son ciudadanos. Mi abuela, precisamente, este mes va a tomar juramento para ser ciudadana. Afortunadamente, ninguno de nosotros ha sido deportado.


"En estos momentos se está manifestando lo peor de todos estos sentimientos y pensamientos racistas que hemos visto desde los principios de este país"



¿Qué trabajo hacéis desde United We Dream?

Una de nuestras principales misiones es que la comunidad de inmigrantes esté informada para protegerse a sí misma, y a sus familias. Tenemos muchos materiales tipo “Conoce tus derechos” disponibles en español, inglés, árabe, farsi, chino, vietnamita…  Además, ahora estamos enfocados en proteger el DACA o la Acción Diferida, ya que muchos de nosotros nos pudimos beneficiar de este programa que fue una gran victoria para los jóvenes inmigrantes en 2012.

Uno de vuestros grandes logros ha sido frenar el programa 287(g) en algunos condados. Pero hay otras propuestas de ley como la SB4, que amenazan a los indocumentados.

En el condado de Harris, uno de los más grandes de Texas y donde se ubica Houston, pudimos acabar con el 287(g) tras un año de mucha presión contra el alguacil que fue responsable de la deportación de muchas personas.

¿Qué supondría la propuesta de Ley SB4?

Causaría una expansión de los mismos propósitos que tiene el programa 287(g), en el cual las agencias de orden locales colaboran con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). La propuesta de Ley SB4 ha sido aprobada por el Senado de Texas y ahora se está estudiando en la Casa de Representantes

¿Cómo se trabaja en el día a día para evitar que los políticos voten a favor de una propuesta como ésta?

Se hace mucho trabajo visitando las oficinas de senadores y representantes oficinas a nivel estatal y local. También se hacen llamadas para presionar y manifestaciones para ganar visibilidad y atraer un poco más la atención, y poder así obtener el apoyo de las personas de la comunidad. Para que ellos, a su vez, también puedan hacer este tipo de trabajo visitando oficinas o haciendo llamadas.


"Una de las razones que dan para detener a estas personas, a niños y a sus mamás, es que ellos vean que no deben traer niños, que no deben venir, que no va a ser nada fácil"



¿El programa 287(g) o la Ley SB4 protegen a la comunidad o hacen que se sienta más insegura?

Estamos muy preocupados. Cuando una comunidad tiene miedo a acudir y pedir ayuda a las agencias del orden, entonces esto no nos hace seguros a nadie. Muchas veces las personas indocumentadas son sobrevivientes o testigos de un crimen, pero no piden ayuda cuando existe el riesgo de que les separen de su familia o le pongan en un procedimiento de deportación.

Obama fue conocido como Deporter in Chief (Deportador jefe). ¿Teméis que con el presidente Trump las cosas vayan a peor?

Ya durante la campaña presidencial sabíamos que si lo elegían presidente las cosas irán a peor. Y así está siendo, ya que en las últimas semanas se están deteniendo a jóvenes que han sido beneficiarios de la Acción Diferida (DACA).

Hace unos días el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, el que supervisa todos los programas migratorios en Estados Unidos, dijo que “quería hacer todo lo posible para frenar que vengan personas de Centroamérica”, incluso “si había que separar a niños de sus madres y de sus padres”.

No cabe duda que las cosas ya han empeorado y que la comunidad se siente muy insegura, pero es en este momento de tanta incertidumbre cuando existe más determinación de las personas para salir adelante con sus familias y a no rendirse.

 

 ¿Crees que las políticas de Trump van a tener un efecto disuasorio?

Las personas seguirán huyendo y buscando refugio en un lugar en el que estén un poco más a salvo. Porque en esos momentos ¿qué haces? ¿Te quedas para que te maten en tu país? No les quedan muchas opciones. En Estados Unidos hay centros de detención familiares, pero realmente son cárceles para mujeres inmigrantes y niños que vienen de países de Centroamérica. Una de las razones que dan para detener a estas personas, a niños y a sus mamás, es que ellos vean que no deben traer niños, que no deben venir, que no va a ser nada fácil.

La construcción del muro y el aumento de la seguridad fronteriza aún ponen más en peligro la vida de estas personas. Les obligan a tratar de tomar otras rutas hacia los Estados Unidos.

¿Ha aumentado el racismo en Estados Unidos?

Estados Unidos y su Constitución tienen muchos fundamentos racistas, de supremacía blanca. Por lo tanto, a mí no me sorprende. En estos momentos se está manifestando lo peor de todos estos sentimientos y pensamientos racistas que hemos visto desde los principios de este país. Aquí la esclavitud se mantuvo durante cientos de años…Es muy feo ver manifestar esos pensamientos y esas creencias, que son muy peligrosas para personas como yo o de color.

¿Cómo se puede luchar contra el racismo?

Es un poco difícil… pero es importante la educación en las escuelas, porque en las clases nunca hablamos de personas como yo, no hay líderes en la Historia… Las escuelas están también muy segregadas, no por ley pero sí en la práctica.   

Por otro lado, algunas personas no quieren aceptar que hay un problema de racismo. No quieren aceptar, por ejemplo, que existe violencia sistemática contra las personas negras en Estados Unidos, que son quienes más sufren la violencia del Estado y son asesinados por los policías.

Es importante que muchas personas enfrenten el problema, especialmente aquellas que tienen el privilegio de haber nacido blancas. Existen espacios y lugares donde mantener conversaciones muy incómodas pero necesarias para cambiar la mentalidad de ciertas personas.

Se da la circunstancia de que la mujer de Donald Trump es una inmigrante.

Lo que estamos viviendo ya pasó con las personas chinas, japonesas, italianas y diferentes grupos de inmigrantes en EEUU, que no fueron vistos como personas blancas, sino como unos depredadores, criminales o personas que eran un peligro para los valores de este país. Si vinieran muchas personas y se vieran como a Melania Trump, quizás no habría tanto lío.

El grupo de inmigrantes que crece más rápido en los Estados Unidos son las personas asiáticas y también hay un grupo bastante grande de personas indocumentadas negras y, por supuesto, de latinas. Entonces se sienten amenazados, nos ven peligrosos.

Estás estudiando gracias al programa DACA, ¿después existen posibilidades para regularizar tu situación?

A través de DACA no hay ninguna opción. DACA no es un camino a otro estatus migratorio, simplemente es una protección de deportación que rara vez te da permiso para trabajar legalmente en los Estados Unido. Se va renovando de dos en dos años.

Puede haber situaciones en la que un empleador te puede reclamar, pero eso no pasa mucho. Tengo amigos a quienes les han concedido la VISA U después de haber sobrevivido a un delito y haber cooperado con la policía para castigar a la persona que hizo ese daño.

Afortunadamente, yo estoy casada con un ciudadano y entonces quizás en el futuro vamos a poder arreglar mi estado migratorio. Mi abuelo es ciudadano y mis padres están esperando por la residencia desde 1996. Los que tenemos enlaces somos afortunados, pero demasiadas personas no tienen un papá o una pareja que pueda lanzar una petición.  

¿Qué mensaje lanzarías al presidente Trump y a las personas que están a favor de las deportaciones?

Como jóvenes inmigrantes continuaremos luchando contra estas propuestas que generalmente están fundamentadas en el racismo y en el prejuicio en contra las personas de color, inmigrantes, musulmanes, mujeres, personas que son de la comunidad LGTBQ. Lucharemos contra cualquier tipo de ataque racista.



share