Do

FAQ: La importancia de un móvil para el que se ve forzado a huir

Ahora puedes saber cómo ayudar a los refugiados que necesitan internet en sus teléfonos móviles

¿Hay alguna manera de mejorar la conectividad y la comunicación de los refugiados?

Estamos dando a conocer el trabajo que realiza Phone Credit for Refugees, una organización inglesa formada por voluntarios nacida a finales de 2015 que hace de intermediario entre personas que donan dinero y refugiados o desplazados que necesitan cubrir sus necesidades de conectividad y comunicación en algunos países europeos y el Líbano, mediante recargas de saldo y datos a sus teléfonos móviles.

Para encontrar más información sobre esta organización, puedes acceder a su página de MyDonate, una plataforma de crowdfunding para organizaciones del Reino Unido. Este servicio es seguro y fácil de usar.

¿Qué personas recibirán las recargas en sus teléfonos con las donaciones realizadas a Phone Credit for Refugees?

Actualmente Phone Credit for Refugees ayuda a refugiados y personas desplazadas que residen en Francia, Italia, Grecia, Líbano, Hungría y Serbia.

¿POR QUÉ?

¿Estarías dispuesto a cortar toda comunicación con aquello que te rodea? ¿Renunciarías a las oportunidades que te ofrece internet en un mundo globalizado?

La intención de PlayGround Do con esta campaña es poner el foco sobre la importancia de la conectividad para los más de 65 millones de refugiados y desplazados forzados que actualmente viven fuera de sus hogares.

Cuando pensamos en refugiados, imaginamos a personas devastadas que hacen lo imposible para sobrevivir, renunciando todo lo que va más allá de la ayuda humanitaria que les ofrecen las ONGs. ¿Quién espera que un smartphone pueda ser imprescindible para un refugiado con otras necesidades básicas por cubrir?  

La realidad ha demostrado que las nuevas tecnologías no son un lujo, sino un instrumento vital y estratégico para la mayoría de las personas que tuvieron que abandonar forzosa y repentinamente su hogar.

La falta de comunicación y la imposibilidad de acceder a ella en un contexto de extrema vulnerabilidad es uno de los elementos que más afectan a la salud mental de refugiados. Sin acceso a una información actualizada sobre la situación en sus países de origen y en los países que los acogen, no puedan tomar decisiones informadas sobre cómo mejorar sus vidas.

La conectividad les permite seguir explicando quiénes son y continuar construyendo sus vidas. Y es una necesidad, no un capricho

Familias separadas que sólo tienen el móvil para mantener el contacto, mujeres que utilizan el GPS para orientarse en rutas desconocidas, niños que pueden continuar su educación a pesar de haber dejado atrás sus escuelas gracias al acceso a cursos interactivos con tabletas, jóvenes que se hacen fotografías para mostrar a sus amigos aquello de lo que están orgullosos, activistas que utilizan los foros para contar lo que está pasando, hombres y mujeres que rompen barreras idiomáticas gracias a un clic.

La conectividad les permite seguir explicando quiénes son y continuar construyendo sus vidas. Es una necesidad, no un capricho. Después de haber sido golpeados por la brutalidad, la violencia y la injusticia, mantener el contacto, reciclar conocimientos o denunciar una situación injusta es una necesidad fundamental para la salud mental y emocional. Internet no solo sirve para sobrevivir en un mundo desconocido y hostil, sino también para afirmar la propia independencia, el espacio privado, la seguridad y la empatía.

Ofrecer conectividad a los refugiados que han llegado a una ciudad extraña, o asegurarla para los que aún están en camino debe ser una prioridad.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar