PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Estos son los 10 videojuegos más lamentables que nos ha dejado este año

H

 

¿En qué estaban pensando los desarrolladores?

Juan Carlos Saloz

22 Diciembre 2016 06:00

2016 ha sido un año muy polémico en lo que a videojuegos se refiere. Aunque han surgido cientos de títulos que han conquistado al público, la victoria de Overwatch en los Game Awards y la popularización de fenómenos como el slow gaming han provocado grandes controversias en la industria.

Muchos tendrán sus propias apuestas sobre cuáles son los peores juegos que se han publicado en estos 365 días. Pero, si nos guiamos por Metacritic, la página que agrega todas las críticas publicadas, los resultados son los siguientes:

10- Ace Banana (38 sobre 100)

Las nuevas consolas suelen llegar de la mano de títulos horrendos. En el caso de la PlayStation VR, apareció con un juego del estudio Oasis Games que consistía en ponerse en la piel de un plátano arquero que combate contra monos. Poco más se puede añadir.

9- Coffin Dodgers (36 sobre 100)

dodgers

En una aldea de jubilados, siete de ellos compiten en carreras de scooters mientras disparan con ametralladoras y luchan contra La Muerte y su horda de zombies. No está claro si el concepto de base es una maravilla o el resultado de una sobredosis de LSD, pero, en todo caso, la jugabilidad deja mucho que desear.

8- Alekhine’s Gun (36 sobre 100)

Este título para PS4 y XBOX One pretende ser una historia a lo James Bond sobre un espía ruso en plena Guerra Fría. Sin embargo, tanto su historia como su formato se quedan en una intentona nefasta.

7- Umbrella Corps (36 sobre 100)

Aunque Resident Evil 7 quiere recuperar la esencia de los primeros títulos, la saga lleva años en la deriva más absoluta. Umbrella Corps es la última pifia de Capcom. En esta ocasión, te pones en la piel de agentes SWAT que combaten contra zombies totalmente indefensos. Un shooter sin ninguna complicación ni empatía con los personajes.

6- 7 Days to Die (35 sobre 100)

Hablando de zombies, este juego de Telltale Games –una compañía con un historial prácticamente perfecto hasta el momento– es un total despropósito. La idea es alentadora, pues encarnas a un superviviente de un Apocalipsis Zombie que puede intentar sobrevivir de diferentes formas en un mundo abierto. Pero, a la hora de la verdad, acaba siendo un bluff en toda regla.

5- Langrisser Re: Incarnation –Tensei– (35 sobre 100)


Langrisser es una de las sagas de RPG táctico más populares de la historia. Sin embargo, su último juego para Nintendo 3DS ha resultado ser una gran decepción. La jugabilidad de la que tanto presumían acaba convirtiéndose en una sucesión de movimientos de lo más repetitiva, algo que arrastrará la franquicia durante años.

4- Weeping Doll (34 sobre 100)

La Realidad Virtual parece el sistema perfecto para contar historias de terror. Pero no todo vale, y este título aburrido e inintencionadamente humorístico es la prueba de ello. A PlayStation VR parece quedarle un largo camino hasta encontrar su hueco.

3- Soda Drinker Pro (31 sobre 100)

Como una sátira realizada por varios desarrolladores aburridos, este juego promete quitarte la sed bebiendo soda… y ya está. Después de un minuto de juego, ya no hay nada más que hacer. Ni como broma acaba siendo lo suficientemente divertida para que sus jugadores puedan valorarla.

2- Dino Dini’s Kick Off Revival (31 sobre 100)

Antes de que FIFA o Pro Evolution Soccer se impusieran, el videojuego Kick Off dio grandes satisfacciones a los amantes del fútbol de los 80. Ahora, llega su remake –que no mejora prácticamente nada del original– sin que nadie lo haya pedido y sin nada más que ofrecer de lo que ya existe.

1- Ghostbusters (30 sobre 100)

Si la película fue odiada por gran parte del público (sobre todo masculino), os podéis imaginar cómo funcionó el videojuego, que excluía todo el sentido del humor del filme e incorporaba un sistema de juego nefasto. Eso sí, para los quejicas de turno, los protagonistas en esta ocasión son dos mujeres y dos hombres.

share