Cultura

8 amigos y colaboradores de Prince cuentan cómo era el artista en la intimidad

Nunca dormía, olía a lavanda y... odiaba a George Michael

Puede que hayas escuchado mil veces Purlpe Rain, pero, ¿sabías que a Prince le encantaban sus propios memes? ¿O que padecía insomnio?

Así es como lo recuerdan sus fans y colaboradores en una reciente pieza de GQ.

Corey Tollefson (fan): Lo más divertido de Prince es que no notabas su presencia al verlo, sino al olerlo. Prince olía a lavanda. Sabías que estaba allí, porque te girabas en plan: “Hostia puta, estoy oliendo a Prince”. Luego, diez segundos después, allí lo tenías.

Carmen Electra (bailarina y cantante; Prince la descubrió en 1991): Él nunca dormía; no podía dormir. Me despertaba completamente sola, en plan: “¿Dónde diablos ha ido?”, y su mayordomo me decía que estaba en el estudio. Otras veces, me dejaba notitas en las escaleras que decían: “¡Tengo que trabajar! No puedo dormir. Ven a verme”.

Misty Copeland (bailarina; participó en vídeos y conciertos de Prince): Nunca llamaba desde un número que tuvieses guardado; nunca sabías si era él o no. También le gustaba hablar con diferentes acentos: británico, francés… Cuando descolgabas, estaba en ese plan; hasta que al final no podía más y empezaba a reírse. En ese momento, sabías que era él.

Jill Willis (publicista de Prince, 1989-90; co-manager de Prince 1990-93): Siempre vestía la misma ropa con la que luego salía al escenario: trajes de alta costura, botas parisinas hechas a mano, y maquillaje. Una vez me presenté en su estudio con tejanos y camiseta y, cuando nos cruzamos en las escaleras, me preguntó: “Dónde vas así vestido, ¿a pescar?”.

Morris Hayes: (pianista de Prince, 1992-2012): Fuimos a una cafetería y Prince, tal y como iba vestido, no tenía ningún bolsillo; no tenía cartera ni tarjeta bancaria. Llevaba un billete de 100 dólares en la mano, con el que pagó su café. No esperó a que le dieran el cambio, porque tampoco tenía dónde guardarlo.

Keith Lowers (fan): Cuando terminó su concierto, me fui rápido, porque tengo claustrofobia y no me gustan las aglomeraciones. En el parking, mientras buscaba mi coche, veo a un tipo en bicicleta haciendo derrapes. Traté de ignorarlo, pero empezó a dar vueltas a mi alrededor y a decirme, “¿Dónde vas? La fiesta acaba de comenzar”. WTF. Era Prince… En una mountain bike blanca y vestido con prendas de rock-star, también blancas —para combinar con la bicicleta.

Danielle Curiel (bailarín; director del videoclip Breakfast Can Wait; cantó con Prince en el grupo Curly Fryz): Siempre me enviaba memes y vídeos divertidos. Le gustaban los memes que la gente hacía con su imagen; siempre me mandaba de esos. Recuerdo especialmente uno en el que le habían puesto cara de pato.

Michael Pagnotta (publicista de Prince, 1991-1995): Era increíblemente competitivo. Durante la gira Diamonds and Pearlstour, tuve que irme un par de días a París, porque George Michael estaba grabando Too Funky allí. Cuando se lo conté, me miró y me dijo: “¿Por qué te marchas? ¿Por George Michael? George Michael no vale una mierda”.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar