Cultura

Todo lo que significa que 'Overwatch' haya sido nombrado videojuego del año

¿Por qué hay tanta gente cabreada con el premio a 'Overwatch'?

Los premios Oscars de los videojuegos, The Game Awards, se han celebrado por tercer año consecutivo. Y la gala ha estado marcada por las sorpresas:

Un DLC de The Witcher 3 ha ganado a productos completos en la categoría de mejor juego de rol; Pokémon Go se ha impuesto como mejor juego familiar; y Uncharted 4, el máximo favorito, solo se ha hecho con dos galardones.

Sin embargo, la mayor sorpresa ha llegado al nombrar el mejor juego del año: Overwatch.

¿Cómo ha conseguido hacerse con la crítica y el público con tanta rapidez?

El videojuego de Blizzard es la prueba definitiva de que los eSports se han hecho con el mercado. Desde que se estrenase el pasado mayo, Overwatch ya ha superado los 20 millones de usuarios. Aunque todavía no llega a los 70 millones de cuentas activas que llegó a tener League of Legends, el hito del eSport es digno de admirar: ¿cómo ha conseguido hacerse con la crítica y el público con tanta rapidez?

Aunque parezca una apuesta muy arriesgada, la fórmula tenía todas las papeletas para salir bien. Básicamente, Blizzard tomó los dos formatos de juego más competitivos del momento (los shooters y los eSports) y los unió junto a una gran ambientación.

Refinando al máximo el estilo de estos juegos, Overwatch presenta un sistema sencillo que puede perfeccionarse de manera muy compleja. Además, sus personajes conectan fácilmente con los usuarios. Todo, sin necesidad de contar con un trasfondo narrativo.

OVERWATCH NO TIENE NADA QUE CONTAR

Muchos gamers han expresado su enorme decepción con la noticia. El motivo es el mismo que hace único al videojuego: no tiene nada que contar.

Se trata de una experiencia divertida, dinámica y de largo recorrido. Pero está lejos del resto de los juegos nominados en la categoría de mejor videojuego; Battlefield 1, Doom, Inside, Titanfall 2 y Uncharted 4: El desenlace del ladrón.

En un mundo tan vasto como el de los videojuegos, formatos y experiencias muy distintas compiten por lo mismo.

Todos ellos cuentan con una campaña o argumento emotivo detrás y pertenecen a géneros muy representativos. De hecho, a excepción de Inside (que se ha llevado el trofeo de mejor juego independiente) todos forman parte de sagas históricas del mundo de los videojuegos. Razón de más para que los jugones tradicionales no soporten la idea de que un nuevo título les haya superado.

Mientras Battlefield 1 te mete de lleno en la Primera Guerra Mundial, el reboot de la saga Doom juega con la melancolía del tipo Stranger Things y Uncharted 4 ofrece un gran colofón final para el segundo mejor personaje de videojuegos del siglo,  Overwatch es una simple competición sin más objetivo que el de ganar cada partida.

doom

En resumen, que Overwatch haya ganado el mayor premio de los Games Awards es como si la retransmisión de un partido de fútbol hubiese ganado los Oscars. Ya no se están comparando géneros. En un mundo tan vasto como el de los videojuegos, formatos y experiencias muy distintas compiten por lo mismo.

 Por ello, los jugadores más tradicionales se han echado las manos a la cabeza. También por ello, la nueva generación de gamers ha celebrado que por fin se premie lo que está por venir. Pero ninguno tiene más razón que el otro.

UN TIRÓN DE OREJAS PARA LA INDUSTRIA

Como mínimo, la victoria de Overwatch ha sido un tirón de orejas para la industria. Por primera vez en los Game Awards, no gana la secuela de una gran saga. En 2014 fue Dragon Age: Inquisition el que se llevó el reconocimiento. Y, en 2015, The Witcher 3.

Aunque los videojuegos están sobreviviendo mucho mejor a la secuelitis que el cine, son muchas las alternativas que han surgido para huir del dominio de las principales franquicias. Desde los videojuegos indie hasta el slow gaming.

Los videojuegos ya no avanzan solo en vertical.

Ahora, Blizzard, una empresa que suele basar todos sus videojuegos y expansiones en Warcraft y Diablo, ha descubierto que los nuevos proyectos funcionan de maravilla si se cuidan correctamente. Quizás sea la oportunidad que necesitaban las grandes compañías para lanzarse con ideas más ambiciosas.

El momento no puede ser más idóneo. Los juegos ya no avanzan en vertical, buscando optimizar las estructuras que llevan existiendo desde hace décadas. Ahora también lo hace en horizontal, con nuevas ideas y, no nos olvidemos, un fenómeno que podría dominarlo todo en pocos años: la Realidad Virtual.

overwatch httpswwwyoutubecomwatchvfqnkb22poc0featureyoutube

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar