PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Así fue la relación poliamorosa que inspiró la creación de Wonder Woman

H

 

Poliamoroso, feminista y ¿fetichista? Así fue William Moulton Marston, el controvertido creador de Wonder Woman

Juan Carlos Saloz

07 Junio 2017 13:42

Ya es oficial: Wonder Woman es todo un éxito. Su estreno ha sido el mejor de una película dirigida por una mujer. También es el filme de superhéroes que mejores resultados está consiguiendo este año. Y supera con creces la crítica de los anteriores metrajes del Universo Extendido de DC Comics.

Wonder Woman ha demostrado que una película protagonizada por una mujer superheroína no es un riesgo, sino una apuesta lógica y necesaria. Pero ¿quién hay detrás de este histórico personaje?

Aprovechando el éxito de la película, la productora Annapurna Pictures ha presentado Professor Marston & The Wonder Women, el filme sobre William Moulton Marston, el doctor en psicología que diseñó a la superheroína en 1941.

Su teaser Ever Wonder? ya deja claro que Marston no era el típico dibujante de cómics.

Nacido en Massachussets (EEUU) a finales del siglo XIX, William Marston fue criado por una familia noble con el afán de convertirse en un hombre de renombre. De este modo, estudió en la Universidad de Harvard y más tarde completó un doctorado en psicología, un campo que, entonces, acababa de aparecer.

Marston se centró en campos como la conducta humana, el poder y la voluntad, algo que más tarde aprovecharía para confeccionar a Wonder Woman. Además, fue el creador del test de tensión arterial que sirvió como base para el polígrafo moderno.

Entre experimentos científicos y análisis psicológicos, Marston ejerció como profesor universitario y director de servicios públicos. Pero todo esto es secundario en el documental de Annapurna Pictures, ya que su verdadera razón de ser es la relación poliamorosa que mantuvo con dos mujeres.

Vía Nación

En 1915, Marston se casó con la mujer de la que llevaba enamorado desde hacía años: Elizabeth “Sadie” Holloway. Ambos se conocieron mientras estudiaban psicología, así que cuando se graduaron comenzaron a trabajar juntos. De hecho, se dice que el detector de mentiras fue más obra de Holloway que del doctor.

La pareja crió a dos hijos: Pete y Olive Anne. Sin embargo, no fueron los únicos que tuvo Marston. Una vez se convirtió en profesor, el doctor conoció a una alumna de cuyas ideas se enamoró automáticamente. Pero lejos de tener una relación infiel al margen de su esposa, la llevó a vivir a su propia casa, y los tres vivieron juntos durante décadas.

Con Olive Byrne, su "amante", tuvo otros tres hijos, todos adoptados legalmente por los Marston. De hecho, la segunda hija que Marston tuvo con Sadie debió su nombre a Byrne.

Tanto se estrechó la relación entre los tres que, cuando William Marston murió en 1947, las dos siguieron viviendo juntas.

La Familia Marston - Nothing But Comics

Gracias a convivir junto a dos mujeres, el psicólogo fue elaborando teorías feministas que desafiaban a las más tradicionales. Marston se convenció de que las mujeres son más honestas que los hombres y que, en ciertas situaciones, pueden trabajar más rápido y con mayor precisión. Además, defendió que la noción de libertad que se da entre los hombres se relaciona con la anarquía y la violencia, convirtiendo a la mujer en un objeto sumiso ante la autoridad amorosa.

Sus ideas acabaron convergiendo en la creación de Wonder Woman, personaje que ideó a principios de los años 40. En esta época, varios medios comenzaron una gran campaña de desprestigio hacia los cómics, a los que catalogaban como incitadores de violencia entre los jóvenes. Como era uno de los pocos intelectuales que defendía a los cómics, Marston acabó siendo contratado por la editorial All-American para ejercer como consultor de la línea editorial.

Al poco de entrar en el mercado, el psicólogo quiso revertir la situación a través de un personaje femenino en el que pudiera incluir todas sus teorías. Así, junto a Sadie y Olive, creó a Wonder Woman.

Vía Moviepilot

“La peor crítica en contra de los cómics es su violenta masculinidad. La mejor manera de defendernos de los críticos es crear un superhéroe femenino”, explicó Marston antes de crear al personaje.

Wonder Woman acabó siendo un reflejo perfecto de la relación de poliamor de su creador. Tenía las ideas de Marston, la personalidad y el físico de Sadie y Byrne, unos brazaletes inspirados en los que llevaba Olive, y el lazo de la verdad, un homenaje al detector de mentiras.

Eso sí, a lo largo de los años, muchos estudiosos han criticado los guiños al bondage que la superheroína llevaba a cabo en sus primeras historias. Ante la multitud de aventuras subidas de tono que tuvo Diana Prince desde su origen, Marston llegó a verse más como un fetichista que como un feminista.

Ahora, el biopic dirigido por Angela Robinson y protagonizado por Luke Evans intentará aportar algo de claridad a una de las historias más controvertidas de la historia de los cómics.

share