Cultura

La policía filtra el vídeo de la detención de Shia LaBeouf por "desorden público"

El actor, en evidente estado de embriaguez, se muestra agresivo e insulta a los agentes

El pasado sábado, la policía de Savannah, Georgia, detenía a Shia LaBeouf por “desorden público en estado de embriaguez”. El actor, aunque ya había tenido problemas con la justicia los pasados meses, experimentó esta vez algo inédito: los agentes, mediante sus bodycams, grabaron todo el episodio, y ahora, a través del Savannah Chatham Metropolitan Police Department, los vídeos se han hecho públicos.

“Tengo mis derechos, soy americano”, les dice LaBeouf a los agentes. “Me está arrestando, en mi hotel, ¿por hacer qué, señor?”. Según la versión de la policía, el actor se acercó a un oficial para pedirle un cigarrillo; cuando éste le dijo que no tenía, LaBeouf “empezó a blasfemar y a utilizar lenguaje soez delante de mujeres y niños”.

El oficial, supuestamente –éstas imágenes, así como las inmediatamente posteriores, no han trascendido–, pidió al actor que se marchara, momento en el que éste empezó a “ponerse agresivo”. Cuando el oficial intentó arrestarlo, LaBeouf corrió hacia el lobby del hotel, donde fue reducido.

Las imágenes compartidas por la policía, arrancan justo en ese instante.

Cuando empiezas a ver el vídeo, da la sensación de que lo ha grabado algún testigo; algún cliente del hotel que estaba de cuerpo presente en el momento de los hechos. Sin embargo, cuando la acción te traslada al interior del coche policía, entiendes que son imágenes grabadas mediante las bodycams de los agentes.

Más allá de la polémica, la difusión del vídeo podría tener un trasfondo político. El hecho que las imágenes hayan sido obtenidas por el portal TMZ no es casual. Harvey Levin, fundador del portal, es un viejo amigo de Donald Trump e incluso ha sido recibido en el Despacho Oval por el presidente. La agenda pro-Trump del medio es de sobras conocida. Teniendo en cuenta que las imágenes no contienen prueba alguna de ningún delito –solo vemos las consecuencias de éste, con LaBeouf ya detenido– todo parece indicar que el objetivo último es humillar públicamente al actor.

Pero, ¿por qué humillar a LaBeouf?

Su activismo anti-Trump, sumado a su condición de estrella de Hollywood –una mezcla que irrita y mucho a las clases populares que votaron a Trump–, convierten al actor en un blanco fácil. El vídeo, sin embargo, dice más –y peor– de la policía de Georgia que de un Shia en evidente estado de embriaguez.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar