PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Los 10 peores personajes que nos ha dejado el cine en 2016

H

 

Que haya tantos antagonistas no es ninguna casualidad

Juan Carlos Saloz

03 Enero 2017 07:19

2016 ha sido un año de mucho cine. Tanto del bueno como, por supuesto, del más nefasto. Los mayores blockbusters han traído consigo las mayores decepciones, y algunas películas de las que se esperaba un triunfo exorbitante han resultado ser un tremendo chasco.

Entre tantas producciones que no han salido como se esperaba se han colado decenas de personajes fallidos, ridículos, esperpenticos. Algunos seguían el ritmo de una película sin pies ni cabeza, otros eran el único "pero" de un muy buen filme. Algo nos dice que los Razzie de este año lo van a tener muy difícil para escoger a sus favoritos.

Con todos vosotros, los 10 peores personaje de 2016:

10. El Sombrerero Loco

 (Johnny Depp, Alicia a través del espejo) 

johnny depp

La secuela que nadie pidió sobre Alicia en el país de las maravillas fue un total fracaso de crítica y taquilla —al menos en Estados Unidos—.

El director James Bobin (que no Tim Burton) quiso explorar el pasado del Sombrerero Loco, con la única excusa de dar mayor protagonismo a Johnny Depp. Pero el encanto de este personaje se encontraba en su misticismo, y al acabar por completo con él se lo cargaron por completo. Esta versión oscura del Sombrerero solo confirma lo que llevamos diciendo desde hace mucho tiempo: que Johnny Depp ya no es el que era. 


9. Aguilar de Nerja 

(Michael Fassbender, Assassin's Creed)

Assassin's Creed es la confirmación de que ninguna película basada en videojuegos consigue triunfar. El batacazo del filme de Ubisoft tiene varios puntos débiles, y uno de ellos es su protagonista.

Aunque Fassbender consigue convencer mínimamente con su actuación como Cal Lynch, cuando se pone en la piel de su antepasado, Aguilar de Nerja, acaba resultando un total despropósito. El personaje no tiene ningún trasfondo explorable, y a ello se suma la pésima dicción del actor en castellano. Por lo visto, no se esforzó demasiado en aprender a pronunciar mínimamente sus frases.


8. Aurora Lane

(Jennifer Lawrence, Passengers)

Podría haberse convertido en una de las mejores películas de ciencia ficción este año. Podría haber sido una interesante reflexión filosófica sobre el ser humano. Podría, al menos, haber sido entretenida. Pero Passengers ha demostrado ser una comedia romántica ñoña y estereotípica con una gran idea por exprimir como telón de fondo.

Todavía son aguantables los primeros minutos con el divertido Chris Pratt al frente. Pero empeora sumamente cuando aparece Jennifer Lawrence como musa que llega para salvar al héroe de su soledad.


7. Kaecilius

(Mads Mikkelsen, Doctor Strange)

Marvel Studios vuelve a toparse con su talón de aquiles. Doctor Strange, una película que funciona en casi todos sus aspectos, se topa con un villano de serie B que no está a la altura.

Pese a contar con un actor que se ha encumbrado como uno de los más importantes de Hollywood este año (Mads Mikkelsen), Kaecilius no es más que un nuevo Iron Monger (Iron Man), Ronan (Guardianes de la Galaxia) o Yellowjacket (Ant-Man). Un primer enemigo descremado que sirve como mera excusa para explorar la evolución del protagonista.


6. Nobby Butcher

(Sacha Baron Cohen, Agente Contrainteligente)

Sacha Baron Cohen lleva tiempo sin dar en el clavo con sus personajes esperpénticos. Atrás quedaron los tiempos de Borat y Ali G. El actor lleva haciendo lo mismo demasiados años y su tipo de humor comienza a ser cansino.

Al contrario de lo que ocurre en algunos de sus trabajos anteriores, la película de Louis Leterrier no tiene ningún atisbo de crítica social. Todo es pura comedia de bromas fáciles, y son muchos los que ya lo han catalogado como el peor papel del protagonista en toda su carrera.


5. Barron

(Samuel L. Jackson, El Hogar de Miss Peregrine para niños peculiares)

Que haya tantos antagonistas en esta lista no es casualidad. Los villanos suelen tender al ridículo cuando no se hacen bien. Una mínima mala puesta en escena te puede dejar como el actor más sobreactuado de la industria, y ni Samuel L. Jackson se libra de esta maldición.

La última película de Tim Burton ha sido la gota que colma el vaso en una carrera que va de mal en peor. Y, aunque los intérpretes son los últimos culpables de este desastre, no se puede perdonar a un actor que acaba de firmar Los Odiosos Ocho una actuación como la que hace con Barron.


4. Apocalipsis

(Oscar Isaac, X-Men: Apocalipsis)

La revista Time no ha dudado en catalogar a X-Men: Apocalipsis como la peor película del año. Quizás no hace falta llegar tan lejos, pero está claro que el filme de Bryan Singer se ha estrellado contra toda la epicidad que pretendía conseguir.

De entre todas las pifias de la película, que peca de ambiciosa desde el minuto 1, la mayor quizás se encuentre en su villano. Apocalipsis, uno de los mejores antagonistas que los X-Men han tenido a lo largo de la historia en sus cómics, aquí apenas llega al nivel del malo de los Power Rangers. Todo falla en este personaje, desde su caracterización hasta su interpretación y su historia.


3. Bek

(Brenton Thwaites, Dioses de Egipto)

El mayor fracaso de 2016 lo ha firmado Alex Proyas, director de El Cuervo (1994) y Yo, Robot (2004). Dioses de Egipto intenta llevar una aventura épica de superhéroes al antiguo Egipto. Pero este Lawrence de Arabia contemporáneo se ha convertido en el hazmerreír de una industria que está cansada de ver fracasos semejantes.

La película falla desde su protagonista. Bek, interpretado por Brenton Thwaites, recuerda demasiado al Anakin Skywalker de Hayden Christensen. Pocas cosas más ofensivas se pueden decir sobre un personaje.


2. Christian Wolf

(Ben Affleck, El Contable)

Pese a su título, El Contable prometía ser uno de los mejores thrillers de acción de 2016. Pero la idea de un contable con Síndrome de Asperger que también es un asesino a tiempo parcial acabó provocando más risas que tensión en los cines.

La película desaprovecha a actores reputados como Anna Kendrick o J.K. Simmons, y el personaje de Ben Affleck deja a la comunidad Asperger a la altura del betún. 


1. Joker

(Jared Leto, Escuadrón Suicida)

Muchos han defendido la actuación de Jared Leto diciendo que apenas sale 10 minutos, pero conseguir ser el personaje más horrible de una película esperpéntica con tan solo este tiempo en pantalla tiene aún más mérito.

El Joker que DC Comics ofrece en la gran pantalla se aparta demasiado de cualquier versión anterior. La peligrosidad que le caracteriza no aparece por ningún lugar; intenta parecer un mafioso y apenas llega a niñato. Su amor por Harley Quinn, muchísimo más puro del que en realidad profesa en su versión original, tampoco ayuda a mejorar su imagen. Y su poca trascendencia en la historia acaban por dejarle en un personaje "genera-hype" que difícilmente podrá ser aprovechado en el futuro.

share