Cultura

Esta imagen te va a cabrear: los hombres debatiendo y las mujeres sujetando paraguas

Por qué el feminismo sigue siendo tan necesario, en una imagen

Imagen vía Twitter

Me levanto esta mañana, veo esta foto en Twitter y ya me empiezo a encontrar mal. Siete hombres, representantes de instituciones, discuten cómodamente en un debate sobre el futuro de la región en Sulmona (Italia). Mientras, seis mujeres sostienen unos paraguas mientras esperan a que estos acaben de hablar.

Ellos hablan, debaten, charlan, discuten, son protagonistas. Ellas aguardan calladas, un paso atrás, procurando que ninguno de esos hombres se moje. No hacen nada más.

Si la foto no te parece suficientemente embarazosa, solo intenta hacer el ejercicio de imaginarla al revés: siete mujeres charlando mientras seis hombres sujetan paragujas. Nunca has visto nada igual o parecido. 

Este servilismo patriarcal sí nos recuerda, en cambio, a otras imágenes que tenemos muy presentes en nuestro imaginario colectivo: aquí las mujeres sujetamos paraguas y en algunos torneos hasta lo hacemos con minifalda. Aquí las mujeres sujetamos paraguas, pero en algunas ferias servimos canapés, ondeamos banderas en campeonatos de carreras y posamos sonrientes con el ganador. Aquí, digo, sujetamos paraguas, pero otras veces nos dedicamos a pasar el micro o a atender las extravagancias de algún presentador como azafatas de TV.

Las mujeres sujetamos paraguas y no solo en esta imagen: lo hacemos todo el rato.

Pero la foto es muy gráfica por muchos otros motivos: además de sujetar paraguas, no hay ninguna mujer sentada. O lo que equivale a decir que no hay ninguna mujer en un puesto equivalente de dirección, de responsabilidad. Esos hombres trajeados son representantes institucionales de la región de Abruzzo y están charlando sobre el futuro de la misma, pero en ese futuro del que hablan no pintan nada las mujeres.

Porque simplemente no estamos.

Imagen vía ANSA

Cuando hablamos de una desigualdad de género, estructural y sistémica, nos referimos justamente a esto. Cuando hablamos de un techo de cristal que nos impide llegar a puestos de dirección también hablamos de esto.

Las mujeres, pese a tener un mayor nivel educativo, ocupamos menos puestos de menor dirección y cobramos un 22.9% menos que los hombres. También tenemos tasas mayores de desempleo y mayor precariedad. Según el portal Infojobs, solo el 36% de los puestos directivos lo ocupan mujeres en España y 8 de cada 10 directivas cree que aún existe discriminación salarial.

Mientras sigamos sujetando paraguas, mientras se nos siga viendo como accesorios, las mujeres seguiremos sin ocupar puestos de poder. 

A raíz de la polémica, que ha suscitado muchos comentarios en Twitter, Fabrizio Santamaita, uno de los organizadores del evento, ha explicado que “se pidió la intervención urgente de voluntarios para sostener paraguas” ante una lluvia inesperada. “Se ofrecieron chicas. ¿Deberíamos decirle que no porque son mujeres”, agrega el responsable.

Pero la justificación no nos deja mucho más tranquilas. La idea de que solo mujeres se hayan ofrecido para sujetar paraguas y ningún hombre es igualmente alarmante. En el momento en el que solo mujeres se sienten interpeladas a sostener esos paraguas es porque las dinámicas de poder siguen estando muy claras. Y, claro, éstas siguen siendo desiguales.

Las mujeres seguimos asumiendo que ese es nuestro lugar : detrás del hombre, ocupando un rol pasivo y cuidador. Es la herencia a una educación recibida hace cientos de años. A nuestras abuelas y madres las educaron a tener la casa limpia y recogida cuando llegara el marido, a abrocharle los zapatos, a prepararle la comida, a dejarlo a él ser el protagonista, a facilitar su triunfo y renunciar a nuestra propia ambición.

Nos enseñaron, en definitiva, a sujetar paraguas. Ahora es responsabilidad de todxs desaprender toda esa herencia patriarcal adquirida y que apostemos, de verdad, por ver a muchas más mujeres sentadas. Y esto solo se hace a través del feminismo. Esta imagen te explica, en realidad, por qué sigue siendo tan necesario.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar