Cultura

Las muelas de Dalí dirán si es padre de una pitonisa

"Contenta por un lado y melancólica por otro. Estoy sufriendo más que cuando lo enterraron", dice Pilar Abel el día en que exhuman los restos del célebre pintor que, según ella, es su padre.

Responde al teléfono con suma amabilidad y parece tranquila, en medio de la hora del almuerzo.

Hoy se exhuman en Figueres los restos del que ella cree que es su padre, nada menos que el artista Salvador Dalí, para que el ADN determine si es así.

—"¿Que cómo me siento? Pues imagínate cómo me siento".

El silencio posterior a esta pregunta se estira en el tiempo de esta calurosa hora de la siesta.

—"Bien, mal, con sufrimiento...".

Otro silencio.

—"No te lo puedo describir... contenta por un lado y melancólica por otro. Estoy sufriendo más este día que el día en que lo enterraron".

Luego, Pilar Abel rompe a llorar, pide disculpas y dice que prefiere hablar más tarde. Insta al periodista a buscar información en internet sobre su historia, aunque preferíamos escucharla de primera mano.

El pasado 14 de julio, explicó al periodista Darío Prieto, de El Mundo, cómo se enteró ella de que era hija de Dalí: "Esto es un poco surrealista. Yo sé lo que me han comentado, lo que me ha dicho mi madre, los documentos que hay de las personas que cuidaban a mi madre y que están ante notario, lo que me contó mi abuela (...) Un día me dijo: "Yo te quiero mucho, pero sé que no eres hija de mi hijo. Además sé quién es tu padre, y es Salvador Dalí".

Y más: "En 2007, cuando empezamos con toda esta historia, se lo pregunté: 'Mamá, ¿soy hija de Salvador Dalí? Porque mira que era feo...' Fue una salida. Es que yo soy peor. Así que ella me soltó: 'Ya, pero tenía su encanto. Y, sí, es tu padre'".

Desde entonces, esta pitonisa de Girona, nacida en 1956 en Figueres, viene reclamando las pruebas que demuestren la paternidad.

Aunque la Fundación Gala-Salvador Dalí y el Ayuntamiento de Figueres se oponían a la medida, una juez finalmente sentenció que se exhumara el cuerpo del artista.

Este jueves, los forenses intentarán, en un trabajo que puede durar entre 3 y 5 horas, alterar lo mínimo el cadáver embalsamado del icono surrealsita para extraer las muestras de ADN que dictaminarán si es el padre de Pilar.

Además de las muelas, las muestras de uñas y de la médula ósea procedente de huesos largos como la tibia y el fémur deben dar la información correcta, según contó a la agencia EFE la directora del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (IMLCFC) Aina Estarellas.

Dentro de unos dos meses se conocerá el resultado de las pruebas.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar