PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Dibujando cómics para asesinos: la historia del único artista condenado por obscenidad en EE.UU.

H

 

'El juicio de Mike Diana' es el documental de un dibujante que fue encarcelado porque sus historietas "podrían crear asesinos en serie".

Andrea Bescós

13 Noviembre 2016 08:50

Hay personas que pagan un precio muy alto por su arte, especialmente cuando la libertad de expresión se desdibuja hasta acabar jugando en su contra.

Una de esas personas es Mike Diana, el primer y único artista condenado por obscenidad en Estados Unidos. Sucedió en 1994 y a raíz de su historia se está gestando El juicio de Mike Diana, un documental sobre los estragos de la censura americana que usa su obra como hilo conductor.

La película ha sido dirigida por el realizador de culto Frank Henenlotter (Basket Case) y ha sido posible gracias a las donaciones a través de una campaña de Kickstarter, que pondrá su punto y final el 17 de noviembre.


Mike Diana sólo era un dibujante de cómics cuando llamó a la atención del FBI en 1991. Cuando tres años después la policía encontró su revista de historietas Boiled Angel en casa de Danny Rodando, acusado de un asesinato en serie, su vida dio un vuelco.



Nunca encontraron pruebas para inculparlo como cómplice de Rodando. Sin embargo, un psicólogo declaró que sus cómics "podrían crear asesinos en serie". Así empezó el marcaje de Diana por parte de las autoridades.

El FBI empezó a buscar las historietas dibujadas por aquel joven del que nada sabían hasta entonces. Ante sus ojos se aparecieron unas viñetas repletas de referencias violaciones, asesinatos, torturas, abusos infantiles, mutilación, zoofilia, necrofilia... Referencias, por otro lado, habituales en cierto tipo de comic underground.


Como cuentan los cerebros detrás del documental, Boiled Angel fue una revista que "solo se vendía a los adultos por correo, con una tirada de solo 300 copias y que nunca estuvo disponible en las tiendas de cómics".

Pero ante ante espectáculo de violencia sobre papel, una comunidad enfurecida se alzó contra él y Diana fue condenado a 3 años de cárcel, aunque terminó estando solo cuatro días...

A cambio, un juez determinó que debía pasar tres años en libertad condicional y pagar una multa de 3.000 dólares por sus dibujos. Además, se le prohibió volver a dibujar cualquier cosa considerada obscena, incluso en su propia casa. Las autoridades contaron con una orden judicial para llevar a cabo registros periódicos y poder así vigilar si esto se cumplía.



Como respuesta a la esperpéntica situación, Mike Diana ha querido que este documental, cuyo estreno está previsto para principios de 2017, salga adelante para explorar hasta que punto las normas y las leyes son a menudo "demasiado subjetivas" cuando hay temas tabú por medio.

Para completar el relato, El juicio de Mike Diana ha contado con la visión de quienes ofrecieron sus testimonios durante el juicio y de ilustres del cómic como Neil Gaiman, Peter Bagge y Stephen Bissette.

Será especialmente interesante ver las simpatías que despierta en Internet este caso cuando la película llegue a un público que tenga que lidiar con la pregunta de hasta qué punto el arte puede o tiene que ser totalmente libre.

share