PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Este artista se ha convertido en “gallina humana” para empollar 10 huevos

H

 

Es la primera vez que el artista francés Abraham Poincheval, famoso por sus perfomances estrambóticas, creará vida a través de sus proyectos

S.L.

30 Marzo 2017 14:27

Hace un mes, el performer francés Abraham Poincheval vivió una semana en el interior de una roca de 12 toneladas rodeado de sus excrementos.

Ahora, ha decidido transformarse en una gallina.

En su último proyecto, titulado Oeuf (huevo en francés), el artista vivirá 3 semanas en un terrario del museo Palais de Tokio de París donde se dedicará al noble y poco reconocido arte de empollar huevos.

En concreto, un total de 10 huevos serán incubados en el propio calor corporal de Poincheval. El artista ha empezado el proyecto este miércoles y pretende mantenerlo hasta que los huevos eclosionen. “En términos generales, me convierto en un pollo”, declaró el performer a la BBC.

Para conseguir que de los 10 huevos salgan 10 pollitos, el artista tendrá que mantenerse casi las 24 horas del día sentado en la misma posición. Protegido por una manta térmica especial para mantener su temperatura corporal alta mientras come comida picante como el jengibre, solo podrá levantarse de su asiento especial 30 minutos cada día. Además, si Poincheval quiere superar su reto y traer al mundo a 10 pequeños pollos, no podrá abandonar su puesto ni para hacer sus necesidades.



Aunque no es la primera vez que el artista hace performances transgresoras, esta le preocupa más que las anteriores. “Antes (…) me encontraba dentro de cosas. En este caso se trata de una verdadera transformación, estoy al exterior, soy el que rodea”, explicó. Por otro lado, estará por primera vez en “contacto mucho más directo con el público”.

Anteriormente, el artista francés pasó una semana viviendo dentro de un oso disecado, cruzó los Alpes en el interior de un barril, recorrió el río Ródano de Francia en una botella gigante, vivió siete días en una plataforma a 20 metros de altura enfrente de una estación de tren parisina, atravesó Francia en línea recta siguiendo una brújula o permaneció una semana oculto en un agujero subterráneo de una librería de Marsella.









share