Cultura

Así es 'Kuso', “la película más repugnante que se ha hecho nunca”

La primera película de Flying Lotus está provocando el público abandone el cine en masa.

Imagina un pene erecto siendo apuñalado.

Imagina ese mismo pene siendo golpeado por una barra de acero.

¿No eres capaz? La película Kuso resolverá ese problema.

Kuso, el film responsable de que la gente abandonase la proyección a la mitad durante su estreno en el Festival de Sundance, es la ópera prima del músico y artista Steven Ellison, también conocido como Flying Lotus. Algunos críticos ya se han referido a ella como "la película más repugnante jamás rodada".

¿Qué de qué va? Se puede decir que Kuso está formada por una serie de cortometrajes interconectados entre sí, protagonizados por ciudadanos de Los Ángeles que mutaron tras un apocalíptico terremoto.

Aunque, para ser más precisos, deberíamos decir que Kuso es una colección de gente deforme, heces, pechos, cucarachas, anos peludos y recién nacidos que se alimentan de grasa.

Algunos han querido ver ciertos pasajes de Kuso una crítica al creciente racismo que asola Estados Unidos, así como a la violencia en la que se forjó este país americano.

Algunos otros, la definen como la digna heredera de Mal Gusto y Pink Flamingos.

Pero, ¿es todo provocación en Kuso o también hay buen cine en ella? Para responder a esa pregunta, basta recuperar la frase que pronuncia uno de sus personajes al ver cómo acuchillan al pene del que hablábamos antes: “Esto es arte. Esto es mierda. El arte es mierda”.

Si te gustan las películas con abundante gore, bromas sobre violaciones, y gags sobre abortos, no hay duda de que Kuso te parecerá una película magnífica.

“He decidido hacerle caso a lo que dicta mi corazón y rodar Kuso”, declaraba Flying Lotus. “La hemos grabado sin ningún tipo de soporte financiero y a base de pedir favores”, decía el músico, dejando bien claro que el suyo es un film independiente, del que todavía no se conoce fecha oficial de estreno.

“La premisa que me impuse con Kuso”, termina Lotus, “fue aunar en la cinta todo aquello que me provocase miedo”.

Y eso incluye, os lo aseguramos, andanadas de vómito —dentro y fuera de la pantalla.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar