PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Culture

Un ejército de hombres elásticos, cachas y desnudos está arrasando en internet

H

 

El vídeo más raro desde "Hi Stranger". Nunca algo tan creepy te había dado tan buen rollito

Elena Rue Morgue

27 Junio 2017 18:20

Crédito de la imagen David Lewandowski.

Al entrar al canal de YouTube de David Lewandowski ya hay algo que no cuadra: ¿3 vídeos en 5 años y tiene 163.000 seguidores? What the fuck? ¿Cómo se consigue eso sin ser una Kardashian?

El primero, Going to the Store, lo subió en el año 2011 y tiene 27 millones de visualizaciones. El siguiente, Late for the Meeting, un par de años después, y tiene más de 30 millones. El último, Time for Sushi, sobrepasa el millón de visitas en apenas unos días.

¿El motivo? Intenta descifrarlo tú mismo:

 

¿De qué va todo esto?



Bien, todo empezó con este hombre desnudo, cachas y ultra elástico. ¿Quién es? ¿De dónde sale? Necesitamos saber más.

Segundo vídeo. Click. Play.

Sigo sin entender nada, pero no puedo parar de mirar. ¿Cómo algo tan creepy puede dar tan buen rollito? ¿Cómo un millón desnudos y retorcidos pueden producirme ganas de beberme un coco en la playa? ¿Cómo pueden estar tan cachas y tener distrofia muscular? ¿Son humanos? ¿Son contorsionistas? ¿Son de gominola?

Joder, Lewandowski, pavo, tu trabajo es más enrevesado que tu apellido, y ya es decir. Tengo un porrón de dudas.

Checkeemos su Twitter. Nada, no dice mucho sobre él. Solo que vive entre Los Ángeles y Tokio y que fue "criado por los lobos de internet".

Checkeemos su web. Vale. Aquí hay algo. Esto es lo que dice su sección de "About":

"El futuro de un YouTube independiente, artesanal y altamente sinsentido es incierto. Aprecio tu decisión de apoyar este trabajo con la compra de mi inusual merchandising. No planeaba hacer esto al publicar mi tercer vídeo, de hecho siempre me había sentido muy anti comercial sobre esta serie. Pero la crisis de la publicidad en YouTube en la primera mitad de 2017 han cambiado las posibilidades que los cineastas tenemos. Elegir un libro o una toalla te convierte en parte de un nuevo paso para mi canal".

Cool. Veamos que podemos comprarle al chaval para que siga dándonos más droga de monigotes con distrofia muscular.

1) Toallas cuqui-japonesas.



Tamaño ducha y tamaño manos.



2) Fundas de almohada.



Si se te antoja, funda con almohada incluida.



Hasta ahora nada pasaba de los cien dólares, todo apto para el bolsillo de alguien que sea muy fan de esta locura. Pero eso es porque aun no os hemos enseñado la joya de la corona... Un juego de ajedrez de 90.000 dólares con sus piezas fabricadas en marfil de mamut y piedras de meteorito.



¿Será en serio, o será parte de una performance de artista tarado?

Una vez más, solo nos queda esperar.

share