PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

El yihadista arrepentido que se ha atrevido a hurgar en las heridas de Francia

H

 

Farid Benyettou fue uno de los principales responsables de radicalizar a los jóvenes yihadistas franceses; tras su paso por la cárcel ha escrito un libro en el que se arrepiente de su pasado... pero no a todo el mundo le ha sentado bien

Xaime Martínez

11 Enero 2017 06:02

El pasado 7 de enero se cumplieron dos años de los atentados de Charlie Hebdo, que acabaron con la vida de 12 personas.

En el país galo ha habido durante todo el fin de semana actos conmemorativos, pero uno de ellos ha llamado la atención de los franceses por encima de todos los demás: Farid Benyettou, un famoso islamista reconvertido, apareció en la televisión luciendo una chapa donde se leía "Je suis Charlie" para presentar su libro Mon Djihad: itinéraire d'un repenti ('Mi yihad: itinerario de un arrepentido').

La aparición de Benyettou ha resultado especialmente controvertida porque él fue el responsable de radicalizar a los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, los terroristas que atentaron contra la sede de la revista satírica.

En 2008, Farid Benyettou fue condenado a 6 años de prisión por incitar al terrorismo. Era considerado el "emir" de la red terrorista de Buttes-Chaumont, que se encargaba de enviar jóvenes yihadistas desde París a Oriente Medio para combatir en las filas de Al-Qaeda.

Benyettous era considerado una autoridad intelectual entre los grupúsculos islamistas y entre sus "alumnos" se encontraron no solo los hermanos Kouachi, sino también otros como Boubaker El-Hakim, uno de los cargos más altos en el DAESH (que murió hace unos meses en Irak).

Sin embargo, el antaño defensor de una visión wahabista del islam se desradicalizó en prisión, por lo que cuando cumplió su condena decidió convertirse en estudiante de enfermería. De hecho, estaba haciendo sus prácticas en un hospital parisino cuando sucedieron los atentados de Charlie Hebdo en 2015, y ya entonces los condenó.

Fue a raíz de estos hechos que decidió contar su proceso de reconversión en un libro, que ha escrito junto a la socióloga Dounia Bouzar.


El libro ha salido este mes y todo apunta a que se convertirá en un fenómeno editorial. La experiencia mediática de Bouzar, que es directora del CPDSI (Centro para la Prevención de las Derivas Sectarias del Islam), y la maliciosa táctica promocional se han revelado verdaderamente eficaces.

Dounia Bouzar ya estaba en el punto de mira de algunos medios periodísticos como Le Figaro por sus ideas sobre la prevención del terrorismo: el periódico francés la acusa de recibir múltiples subvenciones a pesar de que sus planes de desradicalización no se han demostrado útiles y de rescatar a ex-terroristas como Benyettou.

La alianza de ambos personajes estaba llamada a recibir numerosas críticas, y el acto del pasado 7 de enero en la televisión francesa fue la gota que colmó el vaso para muchos.

No solo para medios como Le Figaro, sino también para asociaciones de víctimas como AfVT o Onze Janvier, que han hecho un comunicado público en el que afirman que la colaboración de Benyettou y Bouzar no es más que una "recuperación mercantilista de las conmemoraciones de los atentados de enero de 2015".

Llegan incluso a dudar de la sinceridad del arrepentimiento de Benyettou, de quien sugieren que ha "disfrazado" sus verdaderos sentimientos.

Y aunque es evidente que la enorme polémica que ha sacudido a la prensa francesa beneficia en última instancia a la editorial y autores de Mon Djihad: itinéraire d'un repenti, que están recibiendo gratis una campaña publicitaria, cabe preguntarse —como lo hacen también desde otras publicaciones francesas—  ?si? quizá este libro, a pesar de todo, podría ayudar a que su crimen no se cometa de nuevo.

share