Books

Censuran un libro de humor negro sobre niños que fascinó a todo el mundo

¿Te acuerdas de 'Bad little children's Books', ese libro con el que te partiste el culo? Pues despídete, porque una polémica en Twitter acaba de conseguir que se retire del mercado

El libro Bad little children's Books ('Los libros de los pequeños niños malos') ya lleva unos meses dando que hablar.

Desde que se publicó en septiembre de este mismo año, muchos medios hablamos de su humor negrísimo, de sus ilustraciones ácidas y reveladoras, de su manera brutal de diseccionar algunos problemas de la infancia...

Ahora, el libro será retirado de las librerías.

¿La razón? El enorme revuelo que se ha montado en Twitter tras ser acusado de racista e islamófobo por imágenes como esta:

El libro está atribuido a un tal Arthur C. Gackley, nacido en 1923 y supuesto autor de estas portadas. En realidad, todo es un juego literario para parodiar algunas de las cubiertas más conocidas de libros clásicos infantiles.

Niñas pequeñas que dibujan penes en las pizarras, tíos violadores y pequeñas terroristas con burka protagonizan estas ilustraciones, que toman su estética de las portadas de libros infantiles de los años 20 y 30.

Según dice el autor, con ellas trata de "iluminar con la incómoda luz del día el fanatismo, los prejuicios y el odio; en efecto, rechazar esos sentimientos perniciosos y destructivos", pero parece que la jugada le ha salido al revés.

Después de que la editora de Books Riot, Kelly Jensen, se quejase públicamente de que estas ilustraciones se pasan de la raya, una avalancha de críticas en Twitter ha hecho que el autor decida retirar el libro del mercado.

Estas críticas —similares a las que se han dirigido a otros dibujantes de humor negro como Joan Cornellá— sorprenden especialmente en este caso por la buena recepción que había tenido el libro en el momento de su lanzamiento, y nos hacen preguntarnos si no son los críticos los que se están pasando de la raya.

[Vídeo] Así son las viñetas de Joan Cornellá

¿Hay algo erróneo, perverso, en el libro de Arthur C. Gackley? Por supuesto que lo hay. Pero precisamente es retratado para criticarlo.

En su texto, Kelly Jensen afirma con ironía respecto de la ilustración anterior que "no es asesinar bebés si se trata de rivalidad entre hermanos, de los celos de un hermano mayor". 

Pero ¿de verdad alguien piensa que con esa ilustración se está defendiendo o trivializando el asesinato de niños?

Quizás el problema sea que la estética del libro parece indicar que va dirigido a un público infantil, lo cual es impensable: aunque toma como referencia elementos de esa literatura, su contenido —divertidísimo, oscuro, revelador— es claramente para adultos.

Aunque las redes sociales tienen un papel fundamental en la construcción de una opinión pública, en muchas ocasiones pueden pasarse de frenada y censurar libros que son verdaderamente valiosos.

Hoy, después de la retirada de Bad little children's Books, el mundo es un poco más correcto y bastante más aburrido.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar