PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Polémica en Rusia por la detención de un niño de 10 años que leía versos en la calle

H

 

Oscar Mironov, de 10 años, ha sido acusado de practicar la mendicidad por recitar unos versos en la calle... pero Rusia se ha volcado con el joven

Alberto Del Castillo

29 Mayo 2017 11:34

Tres policías. En Rusia hicieron falta hasta tres policías para inmovilizar a un niño de diez años acusado de practicar mendicidad –actividad prohibida en Rusia-. Sin embargo, según ha confirmado el padre del joven, estaba ensayando para incrementar sus habilidades interpretativas a través del monólogo.



No era la primera vez que Oscar Mironov convertía los adoquines de las calles de Moscú en el parqué de un escenario. Hace unas semanas, un periodista del diario Moskovski Komsomolets rendía un homenaje al joven ruso en base a un video de él mismo recitando el célebre Ser o no ser de Shakespeare en una de las arterias de la capital rusa.

Alexandre Minkine, así se llama el periodista, hablaba de Minorov en términos de “príncipe de la calle” o “héroe”.

Convertido en el actor del momento en Rusia, todo el mundo habla de Mironov más por la polémica que por sus dotes interpretativas. Y es que bajo la atenta mirada del móvil de su madrastra quedó reflejada la detención, así, este acto de periodismo ciudadano ha servido para que surja la polémica sobre el último caso de vulneración de derechos humanos en Rusia.

Se podría llegar a entender que el niño recibiera una advertencia —al fin y al cabo, los policías hacían cumplir las normas, justas o no, ese es otro debate—. Lo que no se entiende es que estando la madrastra delante como tutora del menor, ambos fueran a comisaría y pasaran cuatro horas hasta que, finalmente, fueron liberados.

(Vía RadioLiberty)

share