PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Quién se esconde tras '13 Reasons Why', el último éxito de Netflix

H

 

La serie sobre el suicidio de la joven Hannah ha sido un éxito inesperado, pero ¿qué escritor de bestseller hay detrás de su historia original?

Xaime Martínez

13 Abril 2017 13:07

 No somos pocos los que tenemos un recuerdo desdoblado de nuestra adolescencia.

Por una parte, la adolescencia vivida; por otra, aquella soñada o entrevista en series de televisión: taquillas, bailes de fin de curso y un sistema de castas que condena a los nerds y lanza a los jugadores de fútbol americano a la cumbre de su pequeña, adorable, cruel sociedad.

Posiblemente ninguna de ambas adolescencias haya sido real, pero no podemos dejar de emocionarnos al recordarlas. Y quizá por eso la serie que Selena Gómez ha producido para Netflix, 13 Reasons Why, haya golpeado con mucha fuerza: con empatía pero con afilada precisión, la serie expone detalladamente los motivos que llevaron a la adolescente Hannah Baker a quitarse la vida.



Su inquietante estructura —el protagonista recibe 13 cintas en las que Hannah explica quiénes la condujeron al suicidio—, los claroscuros de sus tramas, y el cuidado al describir sus diversos personajes han hecho de la serie un producto muy representativo de las nuevas generaciones.

No en vano, la propia Selena Gómez ha sufrido en sus propias carnes la presión de las redes sociales, así como una enfermedad autoinmune y una depresión que la apartaron durante varios meses de los escenarios. Todo parece indicar que 13 Reasons Why es, de alguna forma, una proyección de los temas que preocupan a la cantante, pero lo cierto es que la serie Por 13 razones es la adaptación de una novela juvenil de título homónimo publicada en 2007 por el escritor Jay Asher.



Aunque, como se han ocupado de demostrar algunos booktubers, la serie presenta bastantes diferencias con el libro original —los guionistas han ahondado en muchas de las historias, han añadido diversidad étnica y sexual y han construido personajes más complejos— lo cierto es que la premisa de ambos es la misma.



Fue precisamente esta premisa del libro de Jay Asher (una chica se suicida y acusa a los responsables a través de cintas póstumas) la que llamó la atención de Selena Gómez hace ya casi 10 años, cuando decidió que llevaría el libro a la gran pantalla y representaría ella misma a Hannah Baker.

Desde entonces ha llovido mucho: Gómez decidió pasarse al puesto de productora y la novela de Usher no se convirtió en película —pese a que ya estaba escrito el guión— sino en serie de Netflix, lo que parece una buena decisión ejecutiva.

Jay Asher es un escritor norteamericano especializado en novelas juveniles y obsesionado con el mundo de los dramas de instituto. Asher nació en California en 1975, y aunque estudió en varias universidades para convertirse en profesor de educación primaria, pronto abandonó los estudios para dedicarse profesionalmente a su carrera como escritor.

Además de 13 Reasons Why, Asher únicamente publicó otra novela llamada The Future of Us, pero fue la primera de estas la que lo convirtió en un autor superventas (la historia de Hannah Baker alcanzó el primer puesto en las listas de ventas del New York Times de 2007).

La premisa básica de la novela, según ha contado en una entrevista con Teen Vogue, surgió a partir de dos hechos interconectados: en primer lugar, del intento de suicidio de una chica adolescente que él conoció muy de cerca; en segundo lugar, de un tour con audioguía —esos aparatos salidos de los años 90 que relatan qué ha sucedido en cada esquina— que realizó en la tumba de King Tut en Las Vegas.

Lo que revela la novela que ha dado forma al último pelotazo de Netflix es que, quizás, todas nuestras adolescencias (las de nuestros padres, las de nuestros hermanos pequeños, las nuestras) tengan algo en común.

Un elemento común que se oculta bajo los rumores, los bailes de fin de curso, las primeras fiestas, las primeras puñaladas y los primeros besos: la dolorosa sensación de ingresar al mundo.


share