Books

Lee estos tres poemas, te pueden salvar

Textos de Izaskun Gracia pertenecientes a 'Despertar lloviendo'

No solo despertamos bajo todo tipo de inclemencias: vivimos a la intemperie, dando bandazos al vaivén de los elementos. Al ritmo de dioses sin imagen, de fuerzas atávicas que algunos llamaron destino. 

Despertar lloviendo, de la poeta bilbaína Izaskun Gracia Quintana (1977), más que un libro es un refugio donde resguardarnos de todo aquello que nos sobreviene: la muerte, la enfermedad, el vacío. Es un conjuro ritual que por medio de su invocación simbólica permite sentirnos arropados, protegidos por esas mismas fuerzas que a cada momento amenazan con destruirnos.

Sus poemas están travesados por nuestras incapacidades, por la exhibición impúdica de nuestros límites. Somos seres finitos y esto nos incapacita para vivir al amparo de un cierre, de un significado que cicatrice la herida abierta que es nuestra existencia.

Incorporar la consciencia de nuestros contornos, de la importencia que encarnamos, y verbalizarlo, como hace Izaskun Gracia, es quizá la mejor forma de neutralizar nuestro sufrimiento.

Cobijarse de esta lluvia constante no necesariamente implica ponerse a cubierto: dejar que nos empape puede ser la mejor forma de aplacarla.

Os dejamos tres de sus poemas:

Volvemos al punto de sabernos insuficientes

o prescindibles objetos desechables

en esta tierra en la que nada dura salvo la tristeza

salvo las cada vez más débiles ganas de levantarnos y abrir las alas

en otro desesperado intento de avanzar

volvemos siempre a despertar lloviendo

encapotando el techo de sonrisas tan vacías como nuestros abrazos

y el sueño que no cobija

y el deseo de sacudir polvo del camino

descalzos de estos zapatos viejos que nosotros mismos nos ocupamos de ajar

*

En el camino hacia lo inevitable habitamos un anacronismo continuo

                                                                                 Inminente

como si no hubiera oportunidad de vivir otras vidas en otros lugares

como si el temor a conseguir lo ansiado

nos anclara en este presente que nunca ha sido nuestro

y nos mostrara

                momento a momento

                                            que existimos siempre equivocados

*

Nos estamos muriendo

perdemos salud y consciencia más rápido de lo imaginado

sin darnos cuenta

o a sabiendas de nuestra debacle, pero aun así avanzamos

aun así

enseñamos los dientes en una sonrisa enferma y callamos dolor y vergüenza

a costa del infortunio de esta existencia

y de su avance rápido en contra de nuestros deseos

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar