PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

5 publicaciones ridículas en torno al independentismo

H

 

Una guía para orientarnos entre lo más raro que se ha publicado sobre este debate: desde libros de autoayuda identitarios hasta recreaciones fantásticas de la historia de Cataluña

eudald espluga

05 Septiembre 2017 13:26

El referéndum independentista es a la política española lo que el año 2000 a la tecnología: una caos metafísico que amenaza con apagarla por completo.

A medida que se acerca la fecha del 1-O, la prensa sube el tono, emulando la modulación profética de apocalípticos y milenaristas. Se nos advierte con severidad de la creciente tensión, la incertidumbre galopante, la zozobra abrumadora, la hostilidad radical, el clima asfixiante, el nerviosismo inevitable.

Como bien sabemos, la convivencia en Cataluña es poco menos que un infierno. Las disputas familiares de las tragedias clásicas son un juego de niños al lado de lo que se experimenta en los hogares catalanes: divididos y confrontados, rotos y enemistados, polarizados y condenados al choque. El silencio es, al mismo tiempo, ley impuesta y autoimpuesta: una densa espiral de silencio atrapada en el callejón sin salida en el que se han metido los independentistas.

O algo así.

Porque a pesar de este catastrofismo retórico, que las más de las veces sirve para legitimar como neutrales y apolíticas determinadas posiciones ideológicas, lo cierto es que, lejos de la censura y la mordaza, se publican y publicitan todo tipo de opiniones, análisis y estudios. En muchas librerías, "el procés" ya es una subcategoría dentro de la historia de España: "s. XIX", "s. XX" y "actualidad política en Cataluña".

Hay libros de todo tipo. Desde análisis psicobiológicos del movimiento independentista, como La pasión secesionista, hasta pesados informes sociológicos, como las más de 1.500 páginas que Martín Alonso, bajo el título El catalanismo, del éxito al éxtasis ha dedicado al "procés". Encontramos libros de historia que se disputan la hegemonía hermenéutica de nuestro pasado —de El relato nacional de Álvarez Junco a La formación de una identidad, de Josep Fontana—, pero también panfletos de todo tipo.

(Detalle de la portada de 'El derecho a delirar', de Ramón de España)

Por un lado, destacan los manuales de independentismo para dummies, con argumentarios sintéticos para explicárselo a hijos, vecinos, amigos y eh señor, sí usted, ¿querría escucharme cinco minutos?: 100 motius per ser independentista, de Roger Buch, Manual per la independència, de Dolors Feliu o La independencia explicada a mis amigos españoles, de Jaume López. Por el otro, sobresale el género "desmontando-al-secesionismo-porque-ahá-os-he-pillado": Paciencia e independencia. La agenda oculta del nacionalismo, de Francesc de Carreres; El derecho a delirar y El manicomio catalán, ambos de Ramón de España; Las cuentas y los cuentos de la independnecia, de Josep Borrell y Joan Llorach; Cataluña. El mito de la secesión: desmontando las falacias del soberanismo o Independencia: la gran estafa, de Pedro J. Rodríguez.

No podemos olvidar, sin embargo, la producción ligada a políticos en activo, como Un moment fundacional, de Santi Vila; Som una nació europea, de Raül Romeva; Anatomía de un desecuentro, de Germà Bel. Ni de las figuras mediáticas que pueblan las tertulias televisivas y radiofónicas: Una comunidad ensimismada, de Manuel Cruz; La gran vergonya, de Lluís Bassets; Prou!, de Pilar Rahola; La república posible, de Antonio Baños o És l'hora dels adéus?, de Xavier Sala i Martín. 

En general, se trata de una producción coyuntural. Obras estratégicas, en un sentido político, pero también desde una perspectiva mercadotécnica. La mayoría son agregados de artículos de opinión, refritos de ideas ya expresadas y publicadas, que se editan poco antes de Sant Jordi o Navidades.

Sin embargo, una vez trazado este mapa tentativo no podemos dejar de seleccionar algunos libros que nos han llamado especialmente la atención, algo así como una lista de los cinco mejores peores libros publicados en torno al "procés".

1.

'Madrix', de Pep Mayolas.

Se trata de un libro de política-ficción, "basado en hechos reales", que aprovecha la metáfora y la iconografía de Matrix para probar, mediante la ficción, aquello que su autor defiende científicamente en otros lados: la construcción catalana de España. La historia patria no sería otra cosa que una tapadera, una fabricación malintencionada que pretende ocultar los orígenes catalanes del Estado.  

Mayolas es investigador del Institut de Nova Història y, como él mismo anuncia, defensor de la catalanidad de Erasmo de Rotterdam. Y no solo eso: Erasmo sería hijo de Cristobal Colón, quien —sí, sí— también sería catalán. Ahora solo falta imaginar todo esto en Madrix, en 2024, y la revelación por parte de altos mandatarios del Estado que fue necesario inventar "la España castellana".


2.

'Escucha, Cataluña; escucha, España', de J. Borrell, F. de Carreras, López Burinol y J. Piqué

Llamar novedad a este libro debería ser un crimen, pero es una novedad: acaba de llegar a nuestras librerías. Mitad advertencia, mitad lamento, se puede definir como un largo ñeñeñé: Javier Marías tiene el feminismo, Vargas Llosa tiene el populismo y ellos tienen Cataluña. El resumen, como siempre, es que ahora todo va mal porque antes iba mejor.

Josep Piqué lo dice explícitamente en el título de su artículo, 'En busca de la política perdida', pero el catálogo de tópicos refunfuñados va mucho más allá. Francesc de Carreras, fundador de Ciudadanos [sic], articulista en El País [sic] y autor de diversos libros [sic], se queja de la "densa espiral de silencio" [sic] que se vive en Cataluña; por su parte, Borrell sigue diciendo que lo del "procés" es cosa de "el sistema educativo, los medios de comunicación públicos —especialmente TV3, una televisión verdaderamente al servicio de un régimen político— y la influencia sobre los medios privados".

3.

'Happy Català (el català feliç)', ilustrado por S. van der Heijden, C. Artigas y I. Martínez.

Este libro es fascinante. Publicado en 2011, justo antes de la explosión del soberanismo, se trata de un pequeño libro de autoayuda con algunas frases para "levantar el ánimo y el buen humor", con simpáticas ilustraciones que acompañan los insights motivacionales. Destaca, sin embargo, porque parte de una premisa identitaria. "Los catalanes gozamos de la vida con nuestras costumbres y tradiciones, pero ¿podemos llegar a ser más felices?". Y sigue: "Gozar de los pequeños placeres de cada día, enfrentarte a tus miedos, escuchar aquellas canciones que te emocionan y perseguir tus sueños son algunas de las frases que encontraras en este libro pensado especialmente para catalanes."

¿Por qué para catalanes?

Si nos fijamos en los consejos del libro, la única referencia que tenemos para saber que se dirigen a los catalanes es que en los dibujos llevan barretina y se pasean por la geografía física y emocional de Cataluña: Montserrat, el dragón de Sant Jordi o los libros de Miquel Martí i Pol. Por lo demás, encontramos solo una larga ristra de frases que parecen sacas de galletitas de la suerte: "saca el artista que llevas dentro", "potencia tus pensamientos positivos", "cree en ti mismo y verás nuevos horizontes" o "Relájate".

Aunque la mejor —y, esta sí, profundamente catalana— es la que afirma "Vive el momento", ilustrada con un individuo defecando alegremente en el campo, con una bonita flor a su lado.

4.

'Porqué Cataluña es España', de Luis Torres Piñar.

Presentado como una defensa de la verdad contra la construcción del relato nacionalista, propone un análisis del "examen imparcial de la historia" realizado por distintos historiadores. Pero hemos de reconocer que no sabemos nada de este libro, salvo que es el título más parecido a "Qué pone en tu DNI" que hemos podido encontrar en Amazon.

5. "La data de naixement d'en Colom", de Jordi Bilbeny.

Si hemos empezado con Institut de Nova Història, terminaremos con Institut de Nova Història. Para quienes no lo conozcan, es una fundación "de estudios y investigación acerca de la tergiversación de la historia que Cataluña y sus antiguos reinos de la corona catalano-aragonesa sufrieron -y sufren todavía-, por parte de la corona castellana". Vamos, un grupo de estudiosos que partiendo de "una actitud de mente abierta, rechazando el dogma o la doctrina y expresando una combinación específica de cualidades de rigor", se dedican a reiventar la historia de Cataluña.

Porque si bien Madrix era un libro que se presentaba como una ficción, los de Bilbeny —fundador del Institut—, parte desde una perspectiva académica: defiende no solo la catalanidad de Colom y Erasmo, sino también de Cervantes, de La Celestina y de el Lazarillo de Tormes, cuyo autor sería Joan Timoneda.


share