PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Que nadie te diga cuántos libros te quedan por leer antes de morir

H

 

Un estudio de Lit Hub te dice cuántos libros vas a leer antes de dejar este mundo, pero a nosotros no termina de convencernos

Alberto Del Castillo

29 Marzo 2017 13:00

Si se hubieran dejado de publicar libros hace ocho años, si tenemos en cuenta un estudio viral de Emily Temple y si me muriese con 82 años, abandonaría el mundo habiéndome leído el 0’0038% de los libros publicados hasta 2009. Y como se siguen editando, publicando y autopublicando libros, la cifra va bajando.

Conociendo este dato, entiendo que mi cuerpo se líe a somatizar en las librerías. Entiendo que, entre libros, entre títulos que nunca leeré y que pasan, han pasado o pasarán por mis manos sin llegar a instalarse en mi estantería, se arraigue en mi estómago una leve sensación de angustia o melancolía.

Ayer estuve comiendo en un buffet libre y con el primer plato me llené. Creo que esa idea me evoca la misma sensación que la de pasar por la vida con la impresión de no haber leído lo suficiente.

La base en la que me amparo para decir que apenas me quedan 4.720 libros por leer es un estudio que publicó la semana pasada Lit Hub. Eso, y que según Google, en 2009 se había editado 129.864.880 libros.

Pero el estudio de Lit Hub, que es lo que nos interesa aquí, tiene en cuenta un puñado de variables que no deberían ser definitivas. Por un lado, el número de libros que se leen por año en Estados Unidos, estableciendo una división entre tres tipos de lectores: Average (12 libros al año), Voracius (50) y Super reader (80) —en España, por ejemplo, la media de libros leídos por ciudadano es de 8’6 al año según un estudio de 2015—.

Por otro lado, también tiene en cuenta la esperanza de vida a través de una página un tanto creepy en la que, cuando introduces tu fecha de nacimiento, te dice cuánto te queda para irte al corral de los quietos.

Mujeres leer

Libros hombres

Digo que las variables no deberían ser definitivas porque cuatro datos no pueden dar pie a la interpretación de un fenómeno tan irregular. Si midiésemos cuántas horas nos quedan por dormir, acataría lo que me dijeran, porque es un dato más fácil de cuantificar. Pero con libros no lo termino de acatar. Al menos de una forma definitiva.

García Márquez, en Yo no vengo a decir un discurso, dice que su amigo Álvaro Mutis tiene una condición para leer un libro: que no tenga menos de 1.200 páginas. Así que como no es lo mismo leer la Broma infinita que leer Pedro Páramo y como ciertos aspectos de la literatura –la mayoría- no son cuantificables, yo me niego a creer que me queda por leer la cantidad anteriormente señalada. Y quizá tú también deberías.

share