Books

7 libros para descubrir Barcelona sin hacer la vida imposible a los barceloneses

Si amas Barcelona no vengas, mejor lee los libros que aquí te recomendamos

A la izquierda la Sagrada Familia y a la derecha la Torre Agbar. Éstos dos son los elementos que protagonizan la portada de Origen, el último libro de Dan Brown. La trama se ambienta en Barcelona, en Sevilla, en Bilbao y en Madrid. Pero Brown ha elegido a la ciudad condal como elemento de reclamo, ¿las razones? Parece lógico, por cada turista extranjero que visitó Madrid en 2016, Barcelona cuenta hasta tres. 6 millones en la capital frente a los 18 que se pasearon por la Ramblas.

Barcelona se ha consagrado como la ciudad más turística de España. Las aglomeraciones y el ritmo de costalero es una constante en las calles principales, conseguir un taxi es una utopía, si viajas en metro un lunes, te puedes reír de Ulises.  

El rechazo a este turismo ha metido la directa y cogido la autobahn para convertirse en palabra del año. El revestimiento de las paredes de Barcelona son grafitis que duran un día: “Tourist go home”, se puede leer en la fachada de cualquier inmueble en el barrio del Raval a Gracia.

Lejos de ser un discurso patriótico, el nacimiento de la turismofobia tiene su origen en la alteración de la zona de confort de los barceloneses: el precio de los alquileres ha aumentado hasta en un 25%. La gentrificación está echando a la gente de sus casas de toda la vida.

Barcelona va camino de convertirse en una ciudad-estado-mental, en un Disney World cultural. Y en este parque de atracciones de las artes, la literatura actúa como arma de doble filo: puede servir como reclamo turístico —La Catedral del Mar es el ejemplo más claro— o como herramienta que sirva para abastecer la curiosidad.

De otro modo, la escritora marroquí Najat el Hachmi decía en una entrevista: “Hace cinco años que vine a Barcelona, una ciudad que deseé durante mucho tiempo a través de la literatura”. Pero ese interés por su literatura y por preservarla también podría ser un reclamo para no venir nunca. Para quedarse lejos de esta ciudad, aunque sea leyendo.

La vibrante actividad cultural de Barcelona bien le ha valido para ser, desde 2015, la Ciudad de la Literatura dentro de la Red de Ciudades Creativas UNESCO. No lo es sólo porque García Márquez e incluso Cervantes vivieran ahí durante cierto tiempo. Lo es también porque en toda su historia proliferaron las novelas, los ensayos, los poemas, los relatos y los reportajes cuya ambientación tiene nace en Parc Güell, la Barceloneta o Montjuic.

De modo que si lees sobre Barcelona, probablemente acabes idealizando la ciudad y elevando a la máxima potencia tus expectativas sobre la misma. Y, a pesar de que crearse expectativas siempre es peligroso, lo peor que te puede pasar si lees cualquiera de los textos que aquí hemos seleccionado es que crees una imagen mental más poderosa que la verdadera.

Así que piensa en todos los barceloneses.   Si quieres a la ciudad un mínimo —y si no quieres destrozar tus expectativas—, leétela en vez de visitarla. Le harás un favor. Nos lo harás a todos.

1. 'La ciudad cansada' de Maria Cabrera

Aunque Barcelona no sea la única ciudad cansada que Maria Cabrera nos deja entrever en sus versos, este poemario nos ofrece una visión sobre el spleen de vivir en esta ciudad. Desde el insoportable goteo de un grifo a los viajes por una noche vacía. Cabrera muestra una ciudad desengañada.

2. 'La ciudad de los prodigios' de Eduardo Mendoza

Este libro le valió a Mendoza la comparación con autores como Joyce o Alejandro Dumas. De ella se dijo: “La capital catalana puede desde ahora enorgullecerse: de poseer en literatura un equivalente digno de las más celebres realizaciones arquitectónicas de Gaudí”.

3. 'Rambla arriba, rambla abajo…' de Carlos Giménez

El de Carlos Giménez es un cómic publicado en 2001 que dibuja una Barcelona que poco tiene que ver con la actual. La precisión con la que retrata los distintos rincones de la ciudad evidencia que Barcelona ha cambiado. Rambla arriba, rambla abajo… está ambientada en la época pre-democrática y habla del carácter combativo de la ciudad.

4. 'No voy a pedirle a nadie que me crea' de Juan Pablo Villalobos

La ciudad condal se cuela en una de las sensaciones literarias del año pasado. En ella se cuenta la historia de un mexicano que viaja a Barcelona para hacer un doctorado, sirviéndose de esta premisa para hacer una parodia del panorama literario. La portada es en sí misma una declaración de intenciones: el callejero de l’Eixample figura como fondo sobre el que posan cinco personajes.

5. 'El Jardín colgante' de Javier Calvo

"Una ciudad real transformada en arquitectura inverosímil, en espacio desasosegante, donde lo imaginario acaba destruyendo las certezas del pasado" señala Revista de Letras sobre el espacio en el que se ambienta la novela. Javier Calvo es uno de los escritores que más y mejor ha bailado al son de Barcelona. En El jardín colgante lo hace en clave pynchoniana, hablando veladamente de la Barcelona de la Transición.

6. 'Carmen de Mairena. Una biografía' de Carlota Juncosa

La biografía de una persona que dio sus primeros pasos por el barrio de Gracia, que actualmente vive en El Raval y que, entre medias, ha sido detenida por la Ley de Vagos y Maleantes, no puede despojarse de la condición de libro sobre Barcelona. En este caso, la que refleja es una Barcelona contracultural y castiza por la que vaga un personaje mítico, una celebritie hecha flaneur: Carmen de Mairena.

7. 'Odio Barcelona', VVAA

Fernández Porta, Cantavella, el propio Javier Calvo y nueve autores más reflejan su aversión hacia la ciudad en la que viven. Unos critican el clasismo de la metrópoli, otros lo caduco del pensamiento del antiguo alcalde, otros el selenciamiento de las mentes críticas... todos manifiestan su descontento hacia Barcelona.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar