Books

Nos gustan tanto las chicas que salen a la calle en tanques de guerra

Una lectura de 'Girls und Panzer', el manga que ECC acaba de publicar en España y que está basado en un mítico anime del mismo nombre

En las últimas 24 horas, una de las escenas más comentadas del capítulo 7x04 de Juego de Tronos ha sido esa en la que Arya Stark pide a Brienne de Tarth que entrene con ella. La pequeña, que ha regresado al fin a Invernalia, hace entonces una demostración de todas las técnicas de lucha que aprendió en sus últimos y desdichados viajes. Tras un intenso baile de espadas que acaba en empate, Brienne pregunta a Arya:

—¿Quién te ha enseñado a hacer eso?

Y la adolescente responde:

—Nadie.

No es raro que la coreografía violenta de los dos personajes haya emocionado a tantos espectadores: el sólo hecho de ver a dos mujeres luchando cuerpo a cuerpo, demostrando su fuerza y sus profundos conocimientos sobre lo que significa la guerra, ya es algo casi inédito.

Quizá porque ni en el contexto de ficción de Juego de Tronos ni tampoco en esta “vida real” estamos acostumbrados a relacionar la experiencia bélica a lo femenino. Quizá porque pocas veces se nos ha enseñado que la guerra puede ser narrada con voz de mujer.

Pero ese cosquilleo que nos recorre al ver a Arya y Brienne se parece mucho al que uno puede sentir al leer ciertos fragmentos y bromas que se suceden en el manga Girls und Panzer que acaba de publicar ECC en español.

Aunque en las páginas de su primer tomo las protagonistas vistan traje de colegialas y hablen de cosas de instituto, o aunque en realidad no hayan sostenido una espada en toda su vida, lo que todas ellas sí conocen es el arte legendario del manejo de tanques de guerra. Sí, de tanques de la Segunda Guerra Mundial para ser exactos. Porque el mundo de ficción que les ha tocado vivir a las protagonistas de Girls und Panzer es uno en el que lo máximo a lo que puede aspirar una mujer es a manejar uno de esos duros y pesados bicharracos de guerra como si fuera una parte de su propio cuerpo.

Así, en vez de hablar de lo mucho que les gusta comer pastelillos de cereza o de las buenas compras que han hecho en las rebajas de Shibuya —que también—, estas colegialas sueñan con complicadas técnicas militares, con tipos de ametralladoras y con los paseos triunfales que quisieran darse en sus sofisticados Panzers.

O como se dice al comienzo de Girls und Panzer: “Las mujeres de todo el mundo reciben en herencia estos conocimientos. Una de las artes marciales de la cultura tradicional. Fuerte y ardiente como el acero. Bonito como el traqueteo de la oruga. Apasionado como un cañón. Siempre apuntando al objetivo. Sí, aprender senshadô es que aflore la virtud esencial que una doncella tiene en su interior”.

La “doncella” protagonista de este cómic basado a su vez en un exitoso anime homónimo —tan exitoso que también se convirtió en película, y en videojuego, y en aplicación para Smartphone— es Miho Nishizumi. Esta estudiante de secundaria pertenece a una familia muy experimentada en el arte de conducir tanques, y su único propósito es huir de lo que para ella significa esa violencia.

Miho no consigue huir, porque tras cambiarse de instituto, todo le empuja a regresar a la competición, y se verá otra vez metida de lleno en ese mundo bélico, aunque esta vez acompañada de un montón de compañeras tan alocadas y enervantes como valerosas e inteligentes. Esas mismas que con sus dudas y excentricidades harán que el senshadô vuelva a merecer la pena para ella.

Quienes conocieran previamente el anime de Girls und Panzer quizá puedan quedar algo decepcionados con este manga, ya que, aunque el dibujo tiene buenos momentos, hay algo en las batallas y en el escenario que no termina de funcionar en blanco y negro. Y si lo importante de esta historia fuera sólo su acción probablemente la mitad de sus páginas no tuvieran interés.

Sin embargo, Girls und Panzer no es sólo un relato hecho de golpes, de disparos o de colegialas con minifalda. Lo que verdaderamente desprende su trama es la idea de superación, compañerismo y sobre todo inteligencia.

Para saber manejar la fuerza, sus protagonistas deben ser listas y conocer la historia. Deben usar su intelecto y esforzarse en estudiar para ser las mejores. Con la misma paciencia con la que Arya endureció sus entrañas en Juego de Tronos. Con el mismo esmero con el que Brianne manejó su espada ante soldados de testosterona y perros embrutecidos.

Girls und Panzer puede tener a ratos esa estética pop y erotizada de un puñado de chicas jóvenes subidas a un tanque en poses tiernas y sugerentes, pero su mensaje es otro, y es empoderador. Su mensaje viene a asegurarnos que aunque nuestra feminidad pueda hacernos parecer “endebles”, las mujeres somos poderosas. Nuestro cuerpo está blindado. Nuestro corazón es un cañón valiente que dispara.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar