PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

5 libros para celebrar el #StarWarsDay (y que la fuerza te acompañe)

H

 

La Guerra de las Galaxias es uno de los objetos pop con más impacto en la cultura del siglo XX, y aquí te dejamos cinco aproximaciones muy distintas a él

Xaime Martínez

04 Mayo 2017 17:45

Hoy se celebra en todo el mundo el Día de Star Wars.

Aunque algunos dudan de la veracidad de esta historia, se supone que la festividad —a la que difícilmente podemos calificar de "no religiosa"— comenzó un día como hoy en 1979.

Entonces, varios políticos tories habrían felicitado a Margaret Tatcher por asumir el puesto de primera ministra a través de una nota en el periódico London Evening, que incluiría la frase "May the 4th be with you, Maggie. Congratulations" (no se sabe si comparando a Tatcher con la Princesa Leia o con Darth Vader).

Sea verdadero este origen o no, lo que está claro es que desde entonces fans e instituciones de todos los lugares han aprovechado esta fecha para celebrar su fanatismo —que llegó a su clímax cuando hace exactamente dos años se programó un maratón de Star Wars... en la Estación Espacial Internacional.

La saga ha tenido una estrecha relación con la literatura, ya en forma de cómics y novelas que ampliaban las historias originales, ya sirviendo como soporte para la reflexión, para la poesía o para el humor más entrañable. 

No querríamos dejar pasar esta oportunidad de recomendar varios libros que se han acercado al Universo creado por Georges Lucas, y que podrían hacer que te subiera de forma peligrosa el nivel de midiclorianos en sangre.

1. Darth Vader e hijo y Darth Vader y su princesita, de Jeffrey Brown

Que el dibujante estadounidense Jeffrey Brown es un maestro de la comedia sutil y tierna parece un secreto a voces: su libro sobre la vida gatuna ya dejaba lugar a pocas dudas.

Pero sus dos publicaciones relativas al mundo de Star Wars Darth Vader e hijo y Darth Vader y su princesita, que le mereció el premio Eisner al mejor cómic de humor en 2014— han llevado esta característica un paso más allá.

En cada uno de ellos Brown revisa, de forma irónica pero adorable, la relación que podría haber tenido Darth Vader con sus hijos Luke y Leia.

Mostrando un buen conocimiento de la saga, Brown crea momentos paradójicos o saca de contexto frases de las películas para crear un efecto divertido, extrañado y revelador.

Bajo su capa de humor se encuentra una reflexión inteligente sobre la paternidad (y sobre su insólito contrario, la "filiedad").

2. El diario de laprincesa, de Carrie Fisher

 "Si hacemos la excepción de la saga Star Wars, lo cierto es que en la carrera de la actriz Carrie Fisher brillan con mucha más intensidad sus trabajos literarios que los cinematográficos".

Así empezábamos la reseña de El diario de la princesa, el último libro que Carrie Fisher —la actriz que hizo de la Princesa Leia Organa— publicó en vida.

El libro es una especie de comentario autobiográfico a los diarios que la propia Fisher escribió durante el rodaje de la primera película de la saga, y constituye un documento muy interesante para explorar las tensiones, las fiestas y los líos extramatrimoniales que pueblan los platós de cine.

Pero además, no se puede dejar de mencionar la calidad literaria de Diario de una princesa: porque Carrie Fisher fue una escritora muy válida que supo trasladar con emoción al papel sus problemas con los hombres, con su imagen, con el alcohol o con la industria.

Si quieres meterte en la cabeza de la persona que estaba dentro de la cabeza de la Princesa Leia, este es tu libro.

3. William Shakespeare's Star Wars, de Ian Doescher


Son muchos los que saben que Star Wars es algo más que espadas de colores, marcianos tocando jazz y monjes-luchadores vestidos en pijama. 

Que la saga de Lucasfilm posee claros vínculos con la filosofía y el pensamiento (como veremos más adelante) y, por supuesto, con la historia de la literatura.

Es por ello que el experimento de Ian Doescher —narrar la historia de La guerra de las galaxias como si la hubiera escrito William Shakespeare— no resulta tan loco como pensamos en un principio.

La versión del poeta americano comienza así:

It is a period of civil war.

The spaceships of the rebels, striking swift

From base unseen, have gain'd a vict'ry o'er

The cruel Galactic Empire, now adrift.

¿No es tan raro, verdad? Preocupantemente lógico.

Las historias del enfrentamiento entre los rebeldes y el Imperio Galáctico presentan una clara conexión con la desaparición de la República de Roma y el nacimiento del Imperio Romano, por lo que el molde que Shakespeare proporciona en obras como Julio César resulta de mucha utilidad para Doescher.

El éxito de Verily, a New Hope (que podría ser algo así como 'Veramente, una nueva esperanza'), la primera entrega publicada por Doescher, ha sido tan grande que el poeta ya ha escrito los libros correspondientes a las otras películas de la saga.

Incluida la séptima película, claro: The Force Doth Awaken. Y esperamos que los siga haciendo por mucho tiempo.

 

4. Star Wars, filosofía rebelde para una saga de culto, de VV. AA.

De las modas literarias de los últimos años, posiblemente una de las más sanas —si es que eso es posible, que yo creo que sí— sea la de "X y la filosofía".

Animados por los estudios culturales de Raymond Williams y por la semiótica de Barthes, Eco y compañía, surgieron en EEUU diversos proyectos editoriales que analizaban en clave filosófica, política y estetica objetos pop como Dragones y mazmorras, El gran Lebowsky, Juego de Tronos o Las crónicas de Narnia.

Y pocos fenómenos de la cultura popular de finales del siglo XX son más relevantes socialmente que Star Wars. Por ello, no es extraño que el volumen que en España editó Errata Naturae en 2009 y que coordinaron Carl Silvio y Tony M. Vinci sobresalga en el panorama general de este tipo de publicaciones.

El periodo de tiempo que separa a la trilogía original de la segunda permite comprobar, a través de las visiones de ocho analistas diferentes, cómo estas espejean los cambios que entremedias sufrieron el mundo, Hollywood y la propia LucasFilm.

¿Es La Guerra de las Galaxias conservadora, revolucionaria, cristiana, budista, feminista, filofascista?

La respuesta podría estar en Star Wars, filosofía rebelde para una saga de culto.

5.Princesa Leia de Begoña M. Rueda; Que la fuerza te acompañe, de VV. AA. (y mucho más)











































El espacio mítico que inaugura la saga de George Lucas funciona de forma similar a los demás cuerpos mitológicos que ha visto la historia de la literatura.

Al igual que la Guerra de Troya dio lugar a relatos épicos, como la Ilíada o la Odisea, y a poemas como la maravillosa "Palinodia" de Estesícoro, la Guerra de las Galaxias ha tenido también consecuencias líricas.

El ejemplo más conocido de esto en España tal vez sean los textos que Luis Alberto de Cuenca ha dedicado a la cuestión, y en especial a la princesa Leia, en varios de sus libros.

De hecho, resulta curioso que el personaje interpretado por Carrie Fisher es el que despertó más claramente la vena poética de los fans de la saga. Hay libros enteros de poemas marcados por su figura, como Princesa Leia (La Isla de Siltolá), de la joven poeta Begoña M. Rueda, y es un tema recurrente en otros muchos.

Pero la poesía se ha ocupado de otros muchos episodios acaecidos en el universo de Star Wars: poetas jóvenes, como el Rodrigo Olay de "El manco", han explorado los elementos más trágicos de la historia, y hace años la editorial El Gaviero publicó Que la fuerza te acompañe, una antología de poemas de diversos autores dedicados a Luke, Leia, Yoda o Darth Vader.

En él colaboran escritores con poéticas tan distintas como el mismo Luis Alberto de Cuenca, Lorenzo Oliván, Ana Gorría, Harkaitz Cano o Raúl Quinto.

A este último pertenecen estos versos, tal vez la manera más apropiada para cerrar este artículo (y para desarte un feliz Día de Star Wars).

[...] esta noche debemos,

arrasar un planeta, el Imperio

es una flor de nieve en nuestras manos,

sólo la frialdad de estos cadáveres hará crecer su aroma.

No me hago más preguntas: obedezco.

share