PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

El polémico filósofo liberal se lleva un tartazo épico durante un evento en Serbia

H

 

¿Se lo merecía Bernard-Henri Lévy?

Alberto Del Castillo

11 Mayo 2017 15:33

Como el chiste del Playmobil que va a pedir una Fanta a un bar y dice que le da igual el sabor porque se lo va a tirar por la espalda. Así debió ser la visita de un joven comunista serbio a una pastelería: “Da igual, no me la voy a comer”. Lo importante era la técnica.

La técnica a la que nos referimos es el lanzamiento vengativo. El objeto del que hablamos, presumiblemente de nata y posiblemente comprado en una pastelería de Belgrado, es una tarta. Y el receptor del postre es Bernard-Henri Lévy, filósofo neoliberal francés famoso por ser uno de los pensadores más polémicos de Europa.

Dicho pastel coincidió en espacio y en tiempo con la cara de Lévy, que estaba en Belgrado haciendo la presentación del último documental que ha dirigido.

Peshmerga, el nombre del largometraje, nace durante la segunda mitad de 2015 fruto de los viajes de Lévy y su equipo de grabación por la frontera entre el ejército iraquí kurdo y el Daesh. Y es que Levy, que colabora en El País habitualmente, acostumbra a participar de forma activa y polémica en conflictos internacionales.

Es lo que hizo con Yugoslavia hace casi treinta años: posicionarse favorable al bombardeo sobre Belgrado de 1999, que él ya reclamaba desde principios de la década. Y una parte de Serbia, como demuestra el tartazo perpetrado por un grupo de estudiantes, no se han olvidado de sus reclamos.

Por eso los integrantes de la Liga Comunista Joven de Yugoslavia, hijos de los más de 2.000 civiles que murieron durante los 78 días de bombardeo, recibieron a Lévy con todo tipo de pancartas en las que rezaban mensajes como: “Bernard-Henri Levy defendió los asesinatos imperialistas” o como "¡asesino vete de Belgrado!".

El tartazo a Bernard-Henry Lévy, rebautizado de forma irónica como El filósofo de Francia y El moralizador de las guerras, ya ha se ha hecho viral en medios franceses y de actualidad política que han dado la noticia con cierto humor. Y en redes sociales hay quienes lo comparten con un ¡se lo merece! Lógico, por otro lado, si siembras vientos.



share