Books

La entrevista que nunca hice a Christine Angot

Un perfil de la polémica escritora francesa tras la publicación de 'Un amor imposible'

Empecé así: voy a hacer una entrevista a Christine Angot. La canícula duraba ya tres días y, en medio de ese calor ardiente, empecé a redactar un cuestionario. Quería saber muchas cosas sobre esta autora que he venido siguiendo, como sigo otras voces que me hablan, que dicen cosas con las cuales nos podemos comprometer, en un tono personal, una forma de escritura.

Al final, la forma es también una forma de compromiso político, como lo dijo Roland Barthes.

Contacto con la editorial Anagrama que publica su última novela: Un amor imposible. Me responden amablemente, me habla la encargada de prensa, haremos un intercambio corto, pero Christine nunca contestó.

Extraña asimetría con una persona con la cual creía tener una afinidad en varios temas, la madre, el padre, la forma de asumir la escritura. Su silencio me ha parecido poco amable, aunque no la culpo, justifico el gesto desde mi propia experiencia y entiendo, o lo prefiero así, que en algunas personas la escritura es una sintaxis propia al cuerpo, no separada  del pensamiento, que hablar de “cómo se escribe”, “para quién se escribe” y “por qué se escribe”, no siempre es posible sin caer en una especie de impostura, de falsificación. En palabras de la autora, ella no puede hacer un discurso de la cosa nombrada, ella es la cosa que nombra.

¿Falsificación?

¿Hasta qué punto Christine Angot actúa su propio personaje? La veo dejando su primer manuscrito en el buzón de la casa de Jean-Marie Le Clézio, en Montpellier, luego abriendo el sobre con la carta del autor donde le dice que le ha gustado el libro y que lo propondrá al comité editorial de Gallimard, del cual es parte. El no que recibe, es rotundo, un libro sobre el incesto (sic) arranca risas nerviosas al comité lector y masculino, incomoda, sobre todo aquella escena en que la niña se come las mandarinas sobre el miembro viril del padre (sic). Pas question en publicar un libro como ése. Pero El incesto salió publicado, y luego salió traducito en la editorial Seix Barral, sin mayor ruido. Tema tabú, no se puede hablar del padre, de la relación con el padre de una manera tan descarnada. Ese padre que Angot describe en otra de sus novelas, como un hombre burgués, que apenas conoce, así como Anais Nin conoce en la adolescencia y terminar enamorándose de él.

Angot siempre ha reclamado que no se la relacione directamente con los personajes de sus novelas, con el término de “autoficción” que falsifica al yo y lo somete a la mirada inquisidora de la crítica.   La primera persona, de hecho, es subversiva si la usa una mujer, de ahí que cualquier referencia personal quede estigmatizada. Sus conflictos con el mundillo parisino, para alguien que venía de la provincia (Montpellier), es el tema favorito de las camarillas literarias, incluso existe un libro temático, Sujet Angot.

Muchas veces, sus peleas públicas la convierten personaje “people”, que no puede salir del enredo, soy yo, y no soy, de una suerte de inquisición, en suma, tratando de ser reconocida como autora, que, de alguna forma, sale despeinada de ese intríngulis. ¿Puede ser tan clara esa relación? No creo, es como si le pidiesen que la autora se separe de su cuerpo y se vea como otra persona.

Un día la veo salir del café Flore, en el Boulevard Saint Germain, camina empinada sobre su eje, mira do a ambos lados con una sonrisa a medias, la mirada es desafiante, como si quisiera constatar si la están observando. Me conmueve ese desafío al parisianismo desdeñoso, aunque más tarde se haga parte de ese mundo literario, de la Republique mundial de las letras. Bingo.

Una semana de vacaciones

Este libro de 2012 fue celebrado por algunos medios . Libération lo colgó en primera plana como “obra magistral”, ¿amoral?, qué va, desde hace tiempo esa división entre escritore.as y temas se ha pasado por la moledora, son intocables, salvo excepciones, en ese aspecto el mundo literario está dividido.

¿Es el padre de ella realmente quien se lleva a la pequeña una semana de vacaciones?

¿Son dos personas que juegan al padre y la hija o es simplemente literalmente un padre y una hija en una escena de amor?

Difícil para mucha gente leer este texto, aunque el Marqués de Sade… ¿no era libertino?

¿No es una tradición francesa romper con los tabús?

Allons, allons

Poco importa, el libro anda solo, tiene lenguaje, ritmo. Y hay escritura. Además la escritora es una mujer comprometida, le sale al frente a Francois Fillon durante el escándalo de los contratos ficticios, en otra novela, Les marché des amants, recrea una relación con el cantante de rap, Doc Gineco,  de quien mucha gente se burla por estar con una mujer “tan mayor”, como se burlan de Emmanuel Macron por estar con una mujer que podría ser su madre.

¿Hay que quemar a Christine Angot?

Mucha gente simplemente no la soporta, Pierre Assouline, no la considera en sus listas, otros, la catalogan como agitadora, egocéntrica, llueven epítetos, pero ella sigue allí, escribiendo, leyendo sus propios textos en festivales y teatros.  En sus principales libros, siempre aparece el padre, aunque ella promete que escribirá sobre su madre, la que aparece en Un amor imposible respondiendo con un golpe de nudillos en la pared de la habitación que su hija golpea antes de dormirse. Escribir sobre ella, la madre,  antes de que sea tarde, como tantas otras autoras, Colette, Albert Cohen, Simone de Beauvoir… La autora teje y desteje, enredada en los hilos de la promesa del lenguaje, ¿aparecerá la madre completa?

Bonne question.

El incesto, sigue siendo el tema más denso, es una realidad que muchas veces es el  secreto de familias burguesas, su oprobio y su drama moral. La autora tiene una columna en el diario Libération, se compromete con la actualidad, recupera banderas de lucha, aunque la guerra con el lenguaje nunca parece ganada. Nombrar, decir lo que no se puede decir sin caer en la autocomplacencia, sin hacer del lenguaje un fetiche y objeto estético, es delicado.

Quizás no sea lo suyo, aunque pudo contestarlo en nuestra entrevista.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar