Books

Los consejos de Marie Kondo, la reina japonesa del orden, para tener la mejor biblioteca

¿Turbocapitalismo espiritual? ¿Una propuesta revolucionaria para ordenar tu vida? ¿O una forma de incentivar el consumo a la vez que calmas la angustia de las masas trabajadoras?

Los consejos de la escritora japonesa Marie Kondo para ordenar tu casa se han convertido en todo un éxito mundial.

¿Por qué? Posiblemente, porque a nadie se le había ocurrido hasta ahora unir el mundo de la "ordenación" con el mundo de la autoayuda más salvaje.

Todo ha colaborado para hacer que Maria Kondo se convierta en una gran figura de la autoayuda: su animismo-orientalista-light, sus vídeos en YouTube tratando cuestiones prácticas, su carisma personal, el aumento de los precios de alquiler en las grandes ciudades (y la consiguiente reducción del tamaño de los pisos...), etc.

El título de su primer libro ya explicita todo esto: La magia del orden: herramientas para ordenar tu casa... ¡y tu vida! El cocktail de magia, orden y vida se ha revelado muy eficaz, consiguiendo que Kondo entrase en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo creada por la revista Time en 2015.

La esencia del método es la siguiente: despréndete de todo aquello que no "irradie felicidad", a lo cual se suman otros consejos prácticos como "ordena la ropa de más claro a más oscuro" o "mejor doblar que colgar".

Y ahora Marie Kondo ha llegado a los libros.

Todos hemos sufrido los problemas que supone la lectura: el saber no ocupa lugar, pero los libros... Más y más estanterías, libros por todas partes y habitaciones clausuradas en la casa de tus padres para ser convertidas en bibliotecas.

Ahora Kondo ha querido solucionar eso. La clave, nos dice, es diferenciar entre:

1) Los libros que ya has leído pero quieres conservar (y que tendrás que almacenar más lejos)

2) Los libros que ya has leído y no quieres conservar porque "no irradian felicidad" (tendrás que donarlos)

3) Los libros que no has leído pero quieres leer (que tendrán que estar cerca de ti para ser accesibles)

4) Los libros que no has leído y no vas a leer porque "tampoco irradian felicidad" (obviamente, para el saco de donaciones)

5) Los libros que estás leyendo (estos irán en tu mesita de noche)

Antes de regalar los libros de los que te vayas a deshacer es importante que les des las gracias por el servicio que te han hecho. Puedes agradecer a tus libros que te hayan hecho compañía con una inclinación de cabeza, con una caricia en el lomo o con unas palabras melancólicas.

Y es que el método de Kondo siempre tiene esa parte de misticismo, como cuando en los vídeos da golpecitos a las cosas para ver si irradian o no irradian.

¿Turbocapitalismo espiritual? ¿Una forma de incentivar el consumo a la vez que calmas la angustia de las masas trabajadoras? ¿Orientalismo pasado por la turmix?

Hay un poco de todo eso.

Pero oye, podría ayudarte a no vivir entre temblorosas montañas de libros. Y eso siempre es bueno.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar