Books

El autor de 'El libro de cocina del anarquista' muere sin ver su libro retirado

William Powell murió hace nueve meses... pero todo el mundo se ha enterado ahora

Se ha conocido recientemente la noticia de que William Powell, autor de uno de los libros más importantes del siglo XX —El libro de cocina del anarquista—, falleció de un ataque al corazón el 11 de julio de 2016, a los 66 años.

La razón por la cual hemos tardado en ser conocedores de esta información es porque la familia no lo quiso hacer público y hemos tenido que esperar a que se estrenara un documental sobre su vida para saber de su fallecimiento, que aparecía señalado en los créditos.

Las 160 páginas de La cocina del anarquista constituyen todo un manual de cómo hacer armas, bombas caseras o aspectos más concretos como convertir una escopeta en un lanzacohetes.

A pesar de que contiene una advertencia que señala algo así como “No apto para niños o idiotas”, esta especie de ‘Terrorismo para dummies’ ha sido, en muchos casos, la hoja de ruta para ciertos jóvenes en actos terroristas o tiroteos escolares. Fue el caso de la masacre de Columbine o del atentado terrorista de Oklahoma contra el edificio Federal Alfred P. Murrah.

También fue el caso de Karl Pierson en el Arapahoe High School (Colorado). No obstante, tras conocer esta noticia, William Powell publicó un artículo en The Guardian diciendo que hace mucho que le hubiera gustado retirar el libro, pero que los derechos eran de la editorial.

William Powell, con 19 años e indignado, o inspirado, por el mandato de Richard Nixon y la guerra de Vietman, se encerró en la Biblioteca Pública de Nueva York. De esta forma, Powell bebió de manuales militares y publicaciones de corte similar para dar pie a un libro que ha vendido más de dos millones de copias.

Y, como en el caso de Marcos Benavent (también conocido como el yonki del dinero), Powell llevó a cabo lo que parece ser un proceso redentor.

Convertido al cristianismo en 1976, el autor empezó su lucha por intentar retirar el libro, enfrentándose constantemente a la negativa de la editorial. Afilando más todavía el carácter caritativo de sus acciones, Powell, junto a su esposa, Ochan Powell, pasó el resto de su vida como profesor de niños con trastornos, discapacidades o déficits alrededor del mundo.

Preso de sus palabras, sus dibujos y sus diagramas, Powell luchó la mayor parte de su vida por ver retirado su libro del mercado, viendo en todo momento su voluntad frustrada por los intereses editoriales.

La historia recuerda vagamente a la de Albert Einstein y la bomba atómica. Una mente prodigiosa que, en un momento dado, crea un producto nocivo para la sociedad y, cuando se quieren dar cuenta, ya es tarde para retirarlo y el impacto del mismo en el mundo es mayor que el esperado.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar