Books

El coaching literario ha llegado... y nadie lo entiende

The Guardian se hace eco de las "book doulas", una profesión a medio camino entre el agente literario y el editor que está empezando a popularizarse en el mundo anglosajón

La metáfora estaba asentada y lo único que han hecho es tirar de la madeja: valorando que es habitual que desde el periodismo cultural se utilice el verbo gestar para referirse a que alguien está escribiendo un libro, se antoja acertadísimo hablar en términos de book doula sobre la persona que ejerce de coach mientras el escritor da forma a su novela.

La doula es la persona encargada de resolver dudas y de brindar apoyo emocional y asistencia psicológica durante el embarazo, el parto y el posparto. El término, de origen griego y no contemplado por la RAE, significó "esclava".

La presencia del fenómeno, el de book doula , es exclusiva en el mundo sajón y ha recibido un impulso en términos de popularidad por culpa o gracias a un reportaje publicado en The Guardian recientemente.

Por culpa o gracias a, ya que mucha gente no termina de entender muy bien cuál es su función y quienes dicen dedicarse a ello han sido objeto de mofa desde algunos sectores del mundillo: ¿son senseis novelescos?, ¿agentes literarios?, ¿responsables dentro de una editorial?, ¿homeopatas literarios?

Realmente, un poco de todo, aunque hay algunas book doulas como Bethany Beams que dicen que en su trabajo pueden ayudar con casi cualquier cosa: “Desde la edición y revisión para cubrir el diseño hasta el formato interior, tanto para libros físicos como para ebooks”.

Si bien es cierto, por cómo describen su trabajo en sus páginas web, parece que más que ayudar en el proceso de elaboración del libro, ejercen como coach de los autores. Como alguien que te va dando palmaditas en la espalda mientras estás escribiendo y te dice: “¡Venga, que tú puedes, sólo un capítulo más!”.

O como algunas de estas doulas se describen en sus páginas: “Me harás llorar, pero no de tristeza”, “Hay un libro en ti”, “Tu libro te ha estado esperando, como la montaña que siempre has querido escalar” (????) “Con la correcta alquimia, las palabras tienen el poder de hacer que la magia ocurra”.

¿Y cuánto cuesta este dudoso servicio? Pues hay varias tarifas y precios, pero el coste medio del diseño de portada, edición, corrección de errores y coaching de hasta 300 páginas puede llegar hasta los 1.000 dólares.

Las dudas que se plantean con el nacimiento de esta profesión son muchas: ¿Es un servicio necesario?, ¿son las personas adecuadas?, ¿se trata de un caso de intrusismo laboral?, ¿de una moda pasajera?

Sobre esto último, esperemos que sí.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar