PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Brigitte Baptiste: la bióloga trans que está cambiando la vida literaria y científica de Colombia

H

 

La semana pasada Brigitte Baptiste dio una charla sobre biodiversidad e identidad de género en la Feria del Libro de Bogotá, consolidándose como una de las pensadoras y activistas LGTBI más importantes de su país

Alberto Del Castillo

08 Mayo 2017 10:29

Brigitte Baptiste decía en la descripción de su Twitter que seremos ciborgs, pensó en voz alta por primera vez que quería ser mujer en una formación para maestros de universidad que impartía una psicóloga, conoció a su esposa como hombre y reafirmó su relación con ella siendo mujer ("rompí el molde de ser hombre", llegó a decir después).

Si obviamos la primera letra, su nombre es una casualidad que constituye un anagrama que sirve como indicativo: Brigitte Luis Guillermo Baptiste es una de las biólogas más importantes de Latinoamérica y su presencia en festivales de literatura suele ser habitual.

Experta en biodiversidad, Brigitte (cuyo nombre bebe del de la actriz francesa Brigitte Bardot) decidió abandonar su apariencia de hombre con 35 años. Habiendo formado parte del Programa Fullbright –uno de los sistemas de becas más importantes del mundo- en su juventud, actualmente es la directora del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.

Se podría decir que Bridgitte se dedica a cambiar el mundo. Por un lado, desde el conocimiento: su pensamiento, en el plano biológico, se puede definir como liberal y sus discursos alrededor de estas ideas están dotados de coherencia. Y por otro lado, ayudando a desterrar clichés sin pesimismo ni victimismo.

Sobre cambiar el mundo, sobre evoluciones culturales y tecnólogicas, sobre el futuro. En estos temas ha encontrado, desde su infancia, sus intereses literarios. William Gibson o Isaac Asimov, referentes en la ciencia ficción, constituyen sus autores fetiche. En una entrevista con El Tiempo dice: “Me liberaban. Como vivía en el clóset, quería vivir en otro mundo”.

Y no deja de ser curioso este oxímoron: cómo en un intento por cambiar el mundo, una de las máximas autoridades de Colombia en materia medioambiental se dedica a conservar la flora y la fauna de la biodiversidad colombiana.

El pez payaso en la infancia son machitos y dependiendo de la densidad de hembras que haya en la población, algunos machos se convierten en hembras para que la población no sufra riesgos”, decía a Noticias Caracol. Estableciendo así una curiosa metáfora entre su vida y la de un animal.

(vía Arcadia)


share