PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Hay un provocador anónimo suelto que se dedica a mandar poemas a los peluqueros

H

 

El personaje ha sido bautizado como el "Banksy de la poesía"

Alberto Del Castillo

06 Junio 2017 15:24

Ha sido bautizado como el Banksy de la poesía, pero realmente es un provocador anónimo que se dedica a mandar poemas a peluqueros de distintos puntos de Reino Unido con un criterio, a priori, arbitrario.

Hace un mes que empezó la pesquisa para Gary Thompson, peluquero desde hace 17 años, que recibió tres poemas sin motivo aparente. Uno cada semana. Thompson, que regenta un salón de belleza en Norwich, se planteó tirar las cuartillas en las que, a puño y letra, estaban escritos los versos. No obstante, los clientes le instaron a que buscara en internet algo de información sobre el tema.

La sorpresa reveló que el Banksy de la poesía no era un admirador secreto de Thompson, sino que se trataba de un admirador en serie. A pesar de enviar cartas a todo tipo de personas, entre sus “víctimas” fetiche se encuentran encargados de salones de belleza y peluquerías humildes.

Enviadas desde el condado de Lancashire, las cartas no revelan nada que implique cierto entusiasmo hacia los profesionales del gremio, ni siquiera una mísera referencia capilar: el Banksy de la poesía habla quiere hacer feliz a sus lectores hablando de petirrojos.

¿Genialidad o locura?

share