Books

Mi cuerpo está cargado de veneno

Un poema de Ángela Segovia perteneciente a 'La curva se volvió barricada'

Ángela Segovia (1987) es una de las jóvenes poetas españolas más respetadas y con una obra más contundente del momento.

En 2016 ha publicado La curva se volvió barricada (Ed. La Uña Rota), un libro desbordante, donde los diminutivos son cuchillos y las mayúsculas no sirven.

La propuesta de Segovia es arriesgada, rota, experimental, y esas son algunas de las razones por las que su poesía ha conseguido diferenciarse de todo lo que se escribe hoy en España.

Quizá por eso es difícil encontrar su nombre en las antologías generacionales recientes. Pero es que a ella no le hace falta ese reconocimiento institucional: su valor y su peso ya quedan claros entre sus páginas.

A continuación, un poema de La curva se volvió barricada.

mi cuerpo está cargado de veneno

veneno son los huesos produciendo dolor lo

fabrican despacito para que no me dé cuenta

pero cada segundo lo puedo notar

son millones de agujeros caben en cualquier lugar

son mi sola compañía / no me van a abandonar /

/y sobre lo que el otro día no anoté/

tengo que decir que fue lo más importante que ocurrió

era algo acerca de la voz de una adolescente

que entró al bar donde tomaba una copa

la voz de la adolescente era grave

como una grieta

como la cueva que vi en una playa de Galicia y

que tenía piel de lapas y pequeñas pezuñas de

mar era espectacular

la voz, me refiero

no pude evitar notarlo

creo que así fue

y no me sentí mal porque verás

me acordé de pasolini y de los catorce

del riccè

en lo del arrollo

no tienes que ser sincera muchacha

me digo

y cambio un poco la frase:

“para las niñas de la vida

la verdad no hará dominio”

así me gusta y de la otra manera me rompe

pero es un secreto mío

lo importante es saber que la verdad no hará dominio

de ninguna manera lo hará para las niñas del barrio

me digo entonces salen las nubes

habiendo alvéolos blandos hacia abajo

parecen pequeñitos duodenos de

un cachorro del cielo eso quise mirar

apretando mis manos entre los muslos

para hacer como que no existían

mientras un chico tomaba fotos

del arco de color

en el asiento de al lado

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar