Books

El mayor agente literario del mundo siempre fracasa en España “por culpa de Cebrián”

El mayor agente literario del mundo, Andrew Wylie, ha contado en la FIL el fracaso de su conquista del mercado editorial hispano

Su nombre real es Andrew Wylie, aunque en el mundillo de las letras es más conocido como El Chacal.

Sus tácticas agresivas, su falta de escrúpulos y su éxito profesional han hecho de él uno de los agentes literarios más famosos del mundo.

La agencia que lleva su nombre representa a más de 1100 escritores, entre los que se cuentan nombres como Jorge Luis Borges, J.G. Ballard, Alessandro Baricco, William Burroughs, Roberto Bolaño o Albert Camus. Y ahora, por cuarta vez, acaba de desembarcar en España.

Junto a Cristóbal Pera —quien fue editor jefe de Penguin Random House en México y es un buen conocedor de la literatura hispanoamericana— la Wylie Agencie está empezando de forma independiente a establecerse en nuestro país, con la intención de trabajar con autores que formen parte del pujante mercado de los libros en español.

Pero, ¿qué sucedió en las otras tres ocasiones para que Andrew Wylie fuera rechazado por la industria editorial?

Según cuenta Winston Manrique Sabogal, periodista de El País, la culpa es de Juan Luis Cebrián.

Durante la 30ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el propio Andrew Wylie dijo que su primer intento de expandir su agencia en España, durante los años 90, fue a través de un acuerdo con el grupo PRISA y, concretamente, con Juan Luis Cebrián. Finalmente, parece que Cebrián no respetó el acuerdo —o al menos, eso insinuó el agente durante su charla— y Wylie tuvo que cerrar su sede en Madrid.

Así comenzaba la historia maldita de la Wyilie Agencie en España.

La segunda vez, por el contrario, no tuvo que ver con Juan Luis Cebrián sino con Carmen Balcells. Por entonces, la agencia de Balcells era la más importante  de la literatura en español y representaba a García Márquez, Cortázar y Vargas Llosa, así que Wylie decidió negociar con ella una "compra paulatina de la empresa" que finalmente no tuvo lugar.

Unos años más tarde, fue Balcells la que propuso al americano fusionar sus empresas, y sin embargo el proceso de creación de una nueva agencia llegó demasiado tarde: Balcells moriría en 2015 sin llegar a cerrar el trato.

Ahora Andrew Wylie ha resuelto conquistar el mercado editorial hispanoamericano por cuarta vez, pero parece que su aventura tiene más maldiciones encima que el sarcófago de Tutankamón.

¿Logrará en esta ocasión entrar con buen pie? De momento, parece que están siendo cautos, puesto que la sede de la agencia estará en Nueva York.

Aunque el ruido mediático hecho por su recién estrenada representación de Bolaño no deja de ser una vistosa carta de presentación.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar