Books

Turquía censura y encarcela a sus escritores, y ahora España es cómplice

Turquía es el país con más periodistas encarcelados de todo el mundo. Ahora el escritor de nacionalidad sueco-turca Hamza Yalçin se encuentra en prisión preventiva en España por orden de Erdogan

“La situación es muy grave, terrible y preocupante. Estoy convencida de que el régimen totalitario en Turquía se extenderá inevitablemente también en toda Europa”.

En menos de un año, estas palabras de la escritora Asli Erdogan se han convertido en una desagradable realidad. La autora, que fue encarcelada en Turquía en agosto de ese mismo año bajo la acusación de pertenecer a un grupo terrorista y de incitar a la violencia, las escribió en un comunicado para la prensa y el mundo editorial.

A través de su experiencia, Asli quería desvelar las injusticias, la censura y la violencia a la que decenas de escritores y periodistas se están enfrentando en su país desde que el fallido golpe de estado contra Recep Tayyip Erdogan tuviera lugar.

(La escritora Asli Erdogan)

Lo que además pedía Asli Erdogan —liberada en junio de 2017 gracias, en parte, a la repercusión internacional de su caso—, era que Europa no cerrara los ojos a la realidad turca. Que estuviera en guardia porque de lo contrario terminaría por contagiarse.

Y, desafortunadamente, los hechos acontecidos esta semana en España demuestran que la autora de Le silence même n’est plus à toi (Actes Sud) tenía mucha razón.

 

El Gobierno de España, cómplice del régimen turco

Aunque la noticia no se ha dado a conocer hasta este martes, fue el pasado 3 de agosto cuando el escritor y periodista de nacionalidad turco-sueca Hamza Yalçin fue detenido en el control de pasaportes del aeropuerto de El Prat en Barcelona. Según han declarado fuentes policiales, la alarma del sistema informático saltó durante el control debido a una orden de busca y captura proveniente de Interpol. Tras su detención, Yalçin fue entregado al juez de guardia de El Prat y más tarde trasladado a la Audiencia Nacional.

Hamza Yalçin se encuentra desde entonces en prisión y a la espera de que se apruebe su extradición a Turquía, algo que para la delegación sueca de la organización de escritores PEN International sería absolutamente fatal. En palabras de su presidenta, Elisabeth Åsbrink, para la agencia TT: “Turquía y el presidente Erdogan muestran una total falta de respeto por los ciudadanos de la Unión Europea. Suecia debe hacer todo lo posible para asegurar su liberación”.

(El periodista Hamza Yalçin)

Además de PEN International, desde Reporteros Sin Fronteras (Suecia) han lanzado un comunicado criticando la acción del gobierno de España, acusándole de colaborar con los intentos de silenciar las críticas contra el régimen turco. Para ellos, de hecho, esta detención sólo es otro intento machacar la libertad de expresión de un escritor que además lleva sin pisar suelo turco desde hace casi 20 años.

En unas declaraciones para la agencia Efe, el también escritor Kurdo Baski asegura que Yalçin nunca ha tenido relación con grupos violentos, y que es imposible que alguien que no ha estado en Turquía desde 1998 pueda estar planeando acto terrorista alguno. Para Baski, el objetivo del gobierno de Erdogan es que sus críticos exiliados ni siquiera puedan circular libremente por Europa.

Ante estos reclamos, desde el ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia se ha pedido a España permiso para ponerse en contacto con el detenido y la ministra Margot Wallström ha asegurado que hará todo lo posible por clarificar los hechos. Desde ahora, las autoridades españolas disponen de poco más de un mes para tomar la decisión de devolver a Hamza Yalçin al país escandinavo en el que vive exiliado desde 1984 o, por el contrario, entregarlo a un régimen totalitario del que se han vuelto cómplices, en el caso de que este formalice la extradición.

Y Europa que mira hacia otro lado

En la misma carta en la que Asli Erdogan asegura estar convencida de que “el régimen totalitario en Turquía se extenderá inevitablemente también en toda Europa”, la novelista exige a Europa que cumpla sus responsabilidades y “que no olvide los valores de democracia, igualdad y libertad de expresión sobre los que está fundada”.

Pero para Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos, la Unión Europea está más empeñada en apartar la vista que en detener los pies al presidente turco.

Urbán cree que esta persecución a escritores —críticos con el gobierno, o vinculados con la izquierda, o de origen kurdo— se remonta a mucho antes del fallido golpe de estado. Es una caza que ha acabado con el cierre de decenas de medios y con el encarcelamiento injustificado de más de 150 editores, periodistas, narradores o intelectuales en los últimos cinco años, convirtiendo a Turquía en el país con más periodistas en prisión del mundo, de acuerdo a datos de Reporteros Sin Fronteras.

Cuenta Urbán a PlayGround que la mayoría de los escritores e intelectuales que ha conocido en sus viajes a Turquía con diferentes organizaciones sociales y humanitarias ahora han perdido su trabajo, están en la cárcel o han tenido que exiliarse. Para él, además, la de esos pensadores es el tipo de oposición que más teme Erdogan. De ahí su empeño en reprimirla y desmantelarla como demuestra el arresto en Barcelona de un ciudadano libre y con pasaporte europeo como es Hamza Yalçin.

 “Los países de la Unión Europea están mirando hacia otro lado", añade el eurodiputado. "Y en muchos casos, como acaba de ocurrir con España, están colaborando con un régimen autoritario a cambio de negocios o a cambio de que Erdogan haga de policía de las fronteras que cierran Europa a miles de refugiados sirios”

Una lista infinita

“Nosotros nunca los ignoraremos. Nunca aceptaremos que se encarcele los que escriben”. El pasado 10 de abril, el escritor francés Tieri Briet respondía así a la famosa carta de Asli Erdogan. En su breve pero poderoso texto, Briet se lamenta por la tragedia política y literaria a la que nos estamos enfrentando. Huelgas de hambre, torturas en la cárcel, procesos judiciales lentísimos…

Como homenaje a los críticos literarios, poetas, novelistas, filósofos o investigadores que han sufrido la represión de Erdogan, Briet dio a conocer lo que llamó “La interminable lista”,donde se detallaban los nombres y la biografía de quienes en esas fechas se encontraban en prisión.

Nombres que quizá en España nos suenen demasiado lejanos porque sus obras no se han traducido  o porque sus historias no se han dado a conocer en la prensa.

Nombres como los de Ahmet Abakan, Necmiye Alpay, Ahmet Altan, Mehmet Altan, Sara Aktaş, Ilham Bakir, Nurcan Baysal, Cengiz Baysoy, Hasan Cemal, İlhan Sami Çomak, Arzu Demir, Nail Demir, Ragıp Duran, Ayşe Düzkan, Asli Erdoğan, Turhan Günay, Kadri Gürsel, Nazli Ilicak, Nadire Mater, Ahmet Nesin, Sevan Nisanyan, Yimaz Odabasi, Pinar Selek, Ahmet Şik, Yildirim Türker, Murat Uyurkulak, Eşber Yağmurdereli y Deniz Yücel.

Nombres a los que se podría sumar el de Hamza Yalçin, dependiendo de las decisiones que tome en adelante el Gobierno de España, que a fecha de 9 de agosto y seis días después de su injusta detención, aún no se ha pronunciado.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar