PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Si Trump hubiera leído estos libros no rechazaría el acuerdo de París

H

 

Unos cuantos libros bastarían para cumplir lo de #MakeOurPlanetGreatAgain

Alberto Del Castillo

02 Junio 2017 17:27

Como negacionista que es, Donald Trump se ha constituido de un tiempo a esta parte como contrarreferente de hordas de personas con el sentido común como distintivo. Basta saber qué piensa Trump de un tema para opinar lo contrario.

Ha ocurrido ahora con la retirada de su apoyo al acuerdo de París. Después de afirmar que “es un mal acuerdo” y que perjudica los intereses económicos de Estados Unidos, no han parado de correr ríos de tinta en todo el mundo.

Explicación de los motivos, proyecciones mentales de qué podría significar la retirada del apoyo de EE. UU., críticas a la postura de Trump y miles de tuits bajo el hashtag de #MakeOurPlanetGreatAgain.

Incluso los políticos se han volcado. Putin le ha dicho a Trump que se lo replantee —que sería el equivalente a que tu mejor colega te diga que dejes de beber— y las declaraciones de Macron han sido las que más se han viralizado. “No hay plan B porque no hay planeta B” ha dicho el presidente de la República francesa.

Unas palabras que coinciden con las que nos dijo hace unos meses el escritor Kim Stanley Robinson: “Lo siento, no existe planeta B para la humanidad”.


A Donald Trump le vendría muy bien leer los libros de Stanley Robinson, sobre todo Aurora, su última novela, que narra el primer viaje más allá del sistema solar y que demuestra un gran compromiso en la lucha contra el cambio climático.

También le vendría bien adentrarse en el género, Cli-Fi (Climate Fiction), cuyo máximo exponente es Margaret Atwood.

La autora de una de las series políticas del año The Handmaid’s Tale— escribió en 2010 El año del diluvio. Se trata de una obra post-apocalíptica que cuenta las vidas de dos mujeres que han sobrevivido a un cataclismo producido por culpa de los avances tecnológicos y la ingeniería genética.

Este subsubgénero también ha sido explorado o cultivado por Ian McEwan, quien a pesar de no ser un escritor de ciencia ficción, escribió Solar, una novela satírica que cuenta la historia de un científico que gana el Nobel y persigue la solución al cambio climático en la energía solar.

Como sabemos que el presidente de los Estados Unidos a veces no tiene tiempo para leer novelas gruesas, también es posible que Trump necesite disfrutar de géneros de lectura más instantánea.

Pensamos en lo útil que le hubiera sido conocer al poeta y activista medioambiental Mark Baumer, que estaba cruzando Estados Unidos descalzo con el fin de evidenciar la dramática situación de la Tierra. Triste e irónicamente, su proyecto no llegó a ser completado porque un todoterreno arrolló a Baumer a la salida de una autopista en Florida.

Y si a Trump no le convence ni la ficción ni la poesía, quizá sí pueda atreverse con un ensayo esencial sobre el tema. Se trata de Esto lo cambia todo. El libro de Naomi Klein resulta fundamental porque aborda la temática desde la acción política y desde el cómo los gobiernos no se atreven a introducir radicales cambios socieconómicos preocupados por su situación financiera. Es también un ensayo que invita a abandonar la ideología de libre mercado con el fin de lograr un planeta limpio.

Pero vamos. Que si Trump dice que no es que no. Y quizá todos los libros de esta lista vayan a ser tan inútiles en la tarea cambiar su decisión como lo es hashtag macroniano.

 




share