Books

Terry Pratchett, el hombre que escribió 13 novelas mientras moría de Alzheimer

Un documental de la BBC cuenta los últimos años de uno de los escritores de fantasía más grandes del mundo

En 2015 moría en su casa de Wiltshire el que fue probablemente uno de los escritores de fantasía más importantes de los últimos tiempos: Terry Pratchett.

Diagnosticado desde hacía 8 años con una variedad rara de Alzheimer —la atrofia cortical posterior, que afecta a personas relativamente jóvenes— el escritor se convirtió en todo un símbolo de la lucha contra la enfermedad.

Terry Pratchett, autor de más de 70 novelas, era especialmente conocido por el ciclo Discworld (a veces traducido como "Mundodisco"). Esta serie de unos 40 libros se caracterizaba por tener elementos de comedia muy loca, pero también por su imaginación desbordante y por su divertida crítica social.

Pratchett siempre fue un autor prolífico, y de hecho en sus mejores tiempos llegó a escribir alrededor de 3 novelas al año.

Pero lo que nadie se esperaba es lo que sucedió después de haberle sido detectada una enfermedad tan grave (e incurable) como la atrofia cortical posterior. Entonces el novelista británico decidió no reducir el ritmo, sino por el contrario mantenerse fiel a su manera de trabajar.

Tanto es así, que entre 2007 y 2015 publicó 14 libros: las últimas seis novelas de la saga Discworld, cinco novelas del ciclo Long Earth (en colaboración con el escritor Stephen Baxter), la novela independiente Nation, una novela juvenil y un libro ilustrado de cuentos para niños.

Aunque su ayudante Rob Wilkins dice que "solo" escribió 7 libros mientras sufría Alzheimer, posiblemente contabilizando las novelas de Discworld y Nation, el recuento no deja de ser asombroso.

Es precisamente a partir de los recuerdos de Wilkins, así como de los fragmentos para una autobiografía que el propio Pratchett comenzó a escribir en sus últimos años junto a su ayudante, que la BBC ha reconstruido un docudrama que se centrará en la última etapa de la vida del novelista.

La perspectiva respecto al documental, que se estrena el 11 de febrero, es muy prometedora: podremos revivir el nombramiento como caballero de Sir Terry Pratchett en 2009 o su donación de un millón de libras a un proyecto de investigación del Alzheimer, pero también momentos más trágicos, como aquel de 2014 en que el escritor se levanta de su silla y le dice a Rob Wilkins que no puede escribir más porque "Terry Pratchett está muerto".

Y es que, como se podrá comprobar en el docudrama, durante los años que el autor de El color de la magia convivió con la enfermedad, su actitud fue ejemplar para otros enfermos y para sus seres queridos.

La atrofia cortical posterior no presenta en sus inicios una gran degeneración de la capacidad cognitiva, pero sí muchos problemas en el sentido de la vista. Por ello, cuando en 2007 Pratchett "perdió la letra S" del teclado, contrató a un ayudante al que dictarle sus novelas.

Terry Pratchett quiso dignificar a la muerte, se enfadó enormemente con ella, la utilizó para hacer reír a los demás y, en suma, la vivió.

Algunas de sus novelas más famosas, como El segador o Mort estaban protagonizadas por la Muerte. Una Muerte vestida de negro y con sentido del humor que escribía siempre en letras mayúsculas. El 12 de marzo de 2015, pocos minutos después del fallecimiento de Pratchett, aparecían estos mensajes en su propia cuenta de Twitter.

Es difícil imaginar una despedida mejor.

("FINALMENTE, SIR TERRY, DEBEMOS MARCHARNOS. Terry agarró el brazo de la Muerte y la siguió a través de las puertas hasta el desierto negro, bajo la noche infinita. Fin").

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar