Books

El bulo tras la inesperada (y falsa) muerte de la premio Nobel

Mató a Vargas Llosa, mató a J.K. Rowling y ahora ha matado a…

Mató a Vargas Llosa, mató a García Márquez, mató a Thomas Pynchon, mató a J.K. Rowling y ahora ha matado a Svetlana Alexievich.

Tomasso Debenedetti, el asesino de los escritores en las redes, me ha metido el miedo en el cuerpo y luego me ha librado de escribir un obituario sobre la receptora del premio Nobel de literatura en 2015, Svetlana Alexievich.

El caso es que este freelance italiano, autodefinido como activista que combate la permeabilidad de las noticias en la era digital, lleva casi dos décadas colando noticias falsas. Ya sea en forma de entrevistas (a Ratzinger o a Philip Roth, por ejemplo) o a través de tuits desde cuentas recién creadas, Debenedetti se dedica a confundir a periodistas de todo el mundo.

En esta ocasión, Debenedetti lo había anunciado a través de la supuesta cuenta de Twitter de la ministra francesa de Cultura, Françoise Nyssen, a través de un sucinto: “ Una noticia terrible. Svetlana Alexeivich ha muerto. No hay detalles

Alexievich ha tenido la suerte (poca gente puede hacerlo) de decir que no estaba muerta, aunque tampoco de parranda, ya que ahora se encuentra en Seúl presentando las traducciones de sus libros al coreano.

La autora bielorrusa que diera voz a los testigos del desastre de Chernóbil podrá seguir explicitando el fracaso soviético de la forma que mejor lo sabe hacer: el reportaje literario.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar