Books

Por qué Viggo Mortensen recitando poemas es una mala noticia

La programación de 2017 es la prueba de que la Semana de la Poesía de Barcelona corre el peligro de convertirse en un evento insignificante

La política parece tener un interés muy limitado en el arte. Al menos, si no lo puede utilizar como arma arrojadiza —cosa que sucedió, por ejemplo, cuando Sáenz de Santamaría le regaló a Junqueras por Sant Jordi una novela de Rodrigo Fresán para hacer una gracieta con el título: La parte inventada—.

Así, cuando eventos, festivales o ferias dan a la poesía una mayor exposición pública, los agentes políticos no tardan en utilizarla. En los últimos tiempos, Barcelona ha sufrido varias muestras de esto, como cuando en 2016 surgió una absurda polémica por un poema de Bukowski hecho cartel en el marco de la Semana de la Poesía.

Hoy, de hecho, da comienzo la nueva edición Semana de la Poesía de Barcelona, pero parece que en esta ocasión la visión crítica no llega desde los torticeros poderes políticos sino desde el propio mundo de la poesía.

La Semana es un evento anual organizado por el Ayuntamiento de la ciudad, uno de los festivales más antiguos, prestigiosos y con mayor dotación económica de Europa, y tratará de llenar "de nuevo la ciudad de versos para ofrecérselos a todo el mundo: a las personas ya atrapadas por la poesía y a las que decidan acercarse y sentir su fuerza por primera vez", según afirma la web de la organización.

El evento tiene vocación internacional, como afirman sus co-coordinadoras Teresa Colom y Àngels Gregori, y busca acercar "al público de la ciudad algunas de las mejores voces del panorama internacional y de los territorios de habla catalana".

Así, la programación incluye a poetas estadounidenses como Billy Collins, italianos como Erri de Luca, rumanos como Ana Blandiana, portugueses como Ana Luísa Amaral o latinoamericanos como Gioconda Belli.

Y lo más llamativo, también al actor Viggo Mortensen, que hará una lectura de sus poemas junto al poeta argentino Fabián Casas.

Sin embargo , han sido muchas las voces que han disentido de la programación del festival a través de redes sociales.

Porque, a pesar de que muchas de las propuestas hechas por la Semana resultan acertadas , lo cierto es que se echa en falta una mayor diversidad y algunas perspectivas distintas, que permitan llegar a esos lugares que la poesía no alcanza habitualmente.

"En el Festival —dice a PlayGround Elisabet Parés Albors, editora de Stendhal Books— hay mucha poesía en catalán, lo cual está bien, pero es el mismo circuito al que ya tienes acceso durante todo el año y no anima a descubrir nuevos poetas".

Con esta visión concuerda Eduard Escoffet, que fue durante dos años director de la Semana: "la cuestión no es que sean poetas de aquí o no, el problema es el formato. El tipo de recital que se plantea es el mismo que se puede ver durante todo el año en Barcelona. El Festival tendría que aportar aquellos elementos que no están tan presentes en el día a día de la ciudad. De lo que se trata es de apostar por cosas que generalmente uno no puede ver".

Una buena parte de los poetas invitados son habituales del circuito de la ciudad, y no parece que sus propuestas —exceptuando, quizá, el showcooking poético que tendrá lugar el domingo— vayan a diferir mucho de las lecturas que pueblan a diario los bares, librerías y bibliotecas de Barcelona.

De hecho, es curioso que Luis García Montero, uno de los invitados traídos de territorios no catalanes, estuvo leyendo en la ciudad hace menos de dos meses en el marco del Utopia Market.

La limitada variedad en la programación es otra de las causas de la respuesta templada que está obteniendo la Semana: la inmensa mayoría de escritores provienen de grandes grupos editoriales, como Planeta (Seix Barral, Espasa), o de las editoriales más conocidas del mundo poético (Visor, especialmente).

Por ejemplo, todos los “poetas de Twitter” que acuden a la Semana han publicado en Espasa, como es el caso de Loreto Sesma, Ajo, Rupi Kaur y Elvira Sastre.

Y aunque es imprescindible que todos los tipos de poesía estén representados en un evento como este, lo cierto es que cabe dudar si su presencia acercará la poesía a nuevos sectores sociales que habitualmente no la consumen, o si únicamente bastará para satisfacer las necesidades comerciales de un sello.

Aníbal Cristobo, responsable de Kriller 71 —una de las editoriales independientes más reputadas del panorama barcelonés—, afirma que "nos queda un sabor agridulce porque por una parte es muy bonito que Barcelona tenga una semana de la poesía —es un evento que tiene asistencia de gente que durante el año no hace caso al tema—, pero es muy mejorable en cuanto a que resulta un poco opaco en lo que hace a las decisiones de programación. Se programa de espaldas a las editoriales que trabajamos en poesía no una semana, sino durante todo el año".

Un festival como la Semana de la Poesía de Barcelona, fundado por el gran escritor Àlex Susanna en 1984 y con una reconocida trayectoria a sus espaldas, no puede convertirse en algo irrelevante para la ciudad que lo acoge.

Tampoco su programación puede ser definida por cuestionables decisiones políticas, como sucedió en años anteriores, ni por el impacto mediático o popularidad que tengan algunos de sus invitados, como parece haber sucedido este —de Billy Collins se dice en la programación del festival, únicamente, que es “el poeta más popular de Estados Unidos”:

Por mucho que se pueda leer en todas las marquesinas de autobús el lema Poesia! Poesia! Poesia! Poesia! Poesia, si el plato fuerte del festival no viene verdaderamente en calidad de poeta sino de personaje de El Señor de los Anillos, podríamos pensar algo no va del todo bien.

Confiemos en que para el año que viene no será necesario un festival OFF organizado por entidades independientes —opción que empezó a comentarse en las redes sociales para este 2017—, sino que la propia Semana será capaz de acoger la variedad y la calidad que se espera de un evento como este.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar