PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Penguin Random House, la mayor editorial del mundo, rompe con los sindicatos

H

 

Una polémica decisión del grupo editorial para abaratar el despido en UK ha desatado la furia del mundo literario

Xaime Martínez

20 Diciembre 2016 17:19

Ha publicado best-sellers como La Chica del Tren o Cincuenta Sombras de Grey, es la responsable de 1 de cada 4 libros que salen al mercado global y en el último año tuvo un aumento del 23% en sus beneficios, que ascendieron a 557 millones de euros.

A pesar de ello, Penguin Random House (la casa editorial más grande del mundo) ha decidido cerrar la puerta a los sindicatos ingleses Unite y NJU, que hasta la semana pasada representaban los intereses de los trabajadores ante la empresa.

El viernes 16 de diciembre, la editorial informó a sus empleados de que había "finiquitado su acuerdo colectivo con los sindicatos después de que fracasaran varias conversaciones dirigidas a proteger las condiciones de despido del personal".

Los motivos para esta ruptura de las relaciones son distintos dependiendo de la parte a la que se escuche.

Por un lado, los trabajadores de las oficinas que la editorial tiene en Londres han dicho que la decisión ha generado "shock, horror y furia". Según los líderes sindicales, el hecho de que Penguin Random House quiera romper el convenio laboral solo revela una pretensión: abaratar el despido.

El actual grupo editorial procede de la fusión de la inglesa Penguin (creadora de los libros de bolsillo) y la alemana Random House.

Tradicionalmente, Penguin ha tenido fama por su buen trato a los trabajadores: su anterior propietario firmó hace años unas condiciones de despido bien vistas por parte del personal —tres meses de sueldo, más un mes por año trabajado y sin máximo en la indemnización.

Sin embargo, desde su fusión con Random House las cosas parece que se están tambaleando. La propia editorial justifica su ruptura con los sindicatos diciendo que NJU y Unit no ofrecieron una posibilidad para "asegurarse de que no haya ningún grupo de personas que sea tratado de manera distinta, en función de dónde tenga su oficina o de dónde haya trabajado previamente".

Es decir, la intención del sello era nivelar las condiciones laborales de toda la empresa. Los sindicatos no lo niegan, pero afirman que, precisamente, Penguin Random House ha querido nivelar las condiciones a la baja, reduciendo y limitando la indemnización por despido.

El movimiento de Penguin ha indignado a buena parte del mundo cultural. De hecho, 140 escritores, libreros y bibliotecarios han firmado una carta en la que se exige a la editorial que retome las conversaciones con los sindicatos. Entre ellos, algunos autores que han publicado sus libros con la propia Penguin como el sociólogo Owen Jones o el historiador Antony Beevor.

Este último ha dicho que "si Penguin Random House está planeando realmente romper los acuerdos existentes para reducir las indemnizaciones por despido, especialmente en un momento en que el grupo está lejos de sufrir financieramente, entonces esta evolución es profundamente inquietante".

¿Dará marcha atrás el grupo? La repercusión mediática de la noticia, el apoyo de muchos escritores famosos y la amenaza de huelga en temporada navideña plantean importantes presiones para el sello.

(Vía The Guardian)

share