PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

Quién se esconde tras el dinosaurio que destapa el narcisismo de Rafael Hernando

H

 

Hace unos días Mauro Entrialgo charlaba con Pablo Iglesias en 'Otra vuelta de Tuerka' y el mítico viñetista volvió a conquistarnos

Alberto Del Castillo

29 Junio 2017 00:06

Quizá no sepas quién es Mauro Entrialgo. Pero si alguna vez has visto uno de esos tuits en los que un dinosaurio resalta la surrealista —y narcisista— manera que tiene Rafael Hernando de ilustrar sus publicaciones en Twitter, deberás saber que es él quien se encuentra detrás de esta denuncia.

No obstante, cuando tiene la oportunidad de hablar de él en una reciente entrevista con Pablo Iglesias en Otra Vuelta de Tuerka, se corta: “Pff, es que iba a decir una barbaridad. Me fascina”, “¿Podría ser un personaje de cómic?” pregunta Iglesias. “Lo es” responde Entrialgo.



Porque al final eso es lo que le atañe a Entrialgo: los cómics, las viñetas, las tiras, las historietas y esas cosas.  

Lleva años ganándose la vida —y una visita a la Audiencia Nacional por injurias a la corona— gracias a su afilado rotulador. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, sus dibujos en El Jueves o en TMEO son sólo la punta del iceberg. La nueva puerta de entrada a su mundo tiene un pájaro azul como símbolo.

Pueden dar fe de ello los casi 25.000 seguidores que se ríen o se indignan con sus ocurrencias, aunque eso lleva pasando desde que empezara a dibujar y a escribir en 1982 para la revista Makoki. Se podría decir que Twitter es lo mismo que unos pocos centímetros cuadrados en una revista satírica: “Dibujo por tres motivos. Uno es para ganarme la vida, otro es porque me gusta y otro es por terapia. La terapia es porque a lo largo del día hay algo que me molesta […] en vez de darle vueltas a la cabeza, hago una historieta”, dice Entrialgo.



Si el fin es sacar de la cabeza algo que le molesta y el modo a través del cual lo hace es el humor, no importa que sea a través de una canción (con su grupo Esteban Light tiene un tema cuya letra es el famoso discurso de Zapatero de “Un acuerdo para follar”), en una galería de arte (Mamadas a punto de cruz son mamadas del primer internet hechas a ganchillo) o en el guion de una obra de teatro (tiene unas cuantas escritas).

Entrialgo también puede presumir de haber impartido clases involuntarias de educación sexual a Pablo Iglesias. El secretario general de Podemos reconocía que solía robarle a su padre algún que otro número de la revista El Víbora. Dentro de sus páginas Entrialgo contaba los pensamientos de El demonio rojo, y tanto sus dibujos como sus cábalas le parecían a Igleasias: “una reflexión sobre la sexualidad masculina reveladora”

Otra de las cosas que Entrialgo hace es poner el ojo donde alguien no lo ha puesto antes, para que luego digas: “Joder, qué cabrón, tiene razón”. Y hacer eso en los tiempos del está-todo-dicho tiene sus dificultades. Para muestra, su blog Productos defectuosos. ¿Por qué la portada de la edición Debolsillo de La Carretera es la portada de la película puesta íntegramente? Es que conserva hasta el "Basado en la novela ganadora del premio Pullitzer".

debolsillo

En la entrevista define el humor como: “Una forma de contar cosas que se basa en transmitir una información obviando partes necesarias para obviar el discurso, pero esas partes necesarias el receptor ya las conoce”.

Entrialgo conoce a su target, a sus receptores y en base a eso trabaja. Es camaleónico y multifuncional. Lo mismo te habla de sexo, que lo hace de nazis o de helados. Sin una técnica concreta, pero siempre con el mismo resultado: una sonrisa socarrona en el espectador.



share