PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

2 millones de adolescentes están enganchados a esta inquietante app literaria

H

 

Hooked está cambiando la manera de entender la literatura de la generación Z

Xaime Martínez

05 Diciembre 2016 06:00

Hooked es una aplicación de smartphone que quiere cambiar nuestra concepción de la literatura. O al menos eso dicen sus creadores.

Su interfaz no podría ser más sencilla: una pantalla blanca donde van apareciendo mensajes de texto —casi diríamos de whatsapp— que nos permiten seguir una inquietante narración.

Un padre que le pide a su hija que no deje de mirar a una criatura monstruosa que hay en el jardín, una chica que le dice a su amigo Jacob que cree que acaba de ser secuestrada...

Las historias son thrillers reducidos a una estructura que no es ni teatral, ni novelística: es más bien algo acorde con la generación Snapchat.

La aplicación ya tiene alrededor de 1,8 millones de usuarios en EEUU. Su lenguaje natural y cercano al de los adolescentes, y su arriesgada propuesta formal han hecho que la mayoría de su público se encuentre en un rango de 13 a 24 años, lo que da a la iniciativa espacio para seguir creciendo en el futuro.

Y es que si algo caracteriza a Hooked es el cuidado que han puesto en estudiar el mercado, y eso ya está dando resultados: desde septiembre es la aplicación de libros número 1 en Estados Unidos y ha desplazado a otras como Amazon o Audible.

Nada de lo que tiene que ver con Hooked es casualidad, sino que todo está perfectamente calculado.

Para comenzar, los fundadores de la empresa hicieron un experimento: tomaron las primeras 1000 palabras de las 50 novelas juveniles más vendidas, y las subieron a un sitio web donde 15.000 personas las leyeron desde el móvil. En el mejor de los casos, solo el 35% de los lectores llegaba hasta el final.

Luego probaron con el formato que los ha hecho famosos, en forma de conversación de whatsapp. Y el porcentaje de historias acabadas llegó hasta el 85%.

La forma de monetizar la app también es un acierto, porque precisamente juega con el carácter de thriller que tienen las propias narraciones.

Cuando has leído aproximadamente la mitad de un capítulo —cada novela se compone de 5 capítulos, y cada uno de 1000 palabras— la aplicación te obliga a esperar 40 minutos para resolver el misterio... o a pagar.

Desde que ha comenzado a arrasar en Estados Unidos, no obstante, mucha gente se está preguntando si esto de verdad son libros, si las narraciones que leemos en Hooked pertenecen a la misma categoría que el ebook de Los hermanos Karamázov para Kindle.

Aunque resulta obvio que son formatos diferentes, y que la conversación de whatsapp es un modelo muy restrictivo, los textos que se encuentran en Hooked tienen un carácter realmente literario y abren muchas puertas.

Además, son capaces de mantener la tensión de una manera asombrosa y mucho más eficiente que la de buena parte de la de las novelas de terror que triunfan en las listas del New York Times.

¿Será en el futuro así toda la literatura?

¿Leeremos la obra maestra del siglo XXI como si fuera un chat entre Lady Macbeth y el usurpador del trono de Escocia?

(Vía Quartz).

share