PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

100.000 libros vendidos para ganar la guerra contra la violencia racial en Estados Unidos

H

 

"The Hate U Give", de Angie Thomas es un fenómeno editorial basado en el movimiento de Black Lives Matter y del que todo el mundo habla en EEUU

Alberto Del Castillo

22 Marzo 2017 12:32

Más de cien mil copias vendidas en un solo mes, primeros puestos de ventas en una semana y una adaptación cinematrográfica en el horizonte. Esas son las tres premisas que ayudan a entender el impacto de la ópera prima de Angie Thomas; The Hate U Give.

Este best seller, inspirado en la iniciativa Black Lives Matter, está destinado a un público adolescente, incluyéndose así dentro de la corriente denominada YA (Young Adult Fiction) Novel.



El libro cuenta la historia de una joven de 16 años llamada Starr Carter que vive en un barrio pobre y principalmente ocupado por negros. No obstante, la mayoría de sus compañeros de clase son blancos. En esta situación de contraste, la mejor amiga de su infancia es asesinada por un policía y Starr se enfrenta a la realidad racial de América.

La novela ha sido muy bien recibida —tanto por la crítica como por los lectores— y los medios de comunicación celebran el buen gusto literario de los adolescentes en estos tiempos.

Aunque la trascendencia de The Hate U Give se valorará con el paso del tiempo, Angie Thomas ha destacado en una entrevista a New York Mag cuán importante es que el target del libro sea gente joven. De este modo, Thomas está poniendo un grano de arena de cara a generar conciencia entre la gente que todavía no puede votar.

Además, la novela se enmarca dentro de toda una corriente de libros para adolescentes que abordan problemas de la vida real. Libros que tienen un componente que ayuda a ver la sociedad desde un prisma crítico.

Otro de los valores importantes de la novela es la creación de un discurso coral dentro de la comunidad negra, huyendo de prejuicios.

Un estudio de We need diverse books —una organización que defiende cambios en la industria librera con la diversidad como base— refleja que, de los libros infantiles publicados en 2015, el 7’5% de los protagonistas eran negros, mientras que un 25% eran camiones o animales.

Y, ante este racismo, no faltan las iniciativas.

Una de ellas es Well-Read Black Girl, un proyecto llevado a cabo por Glory Edim. La iniciativa, que nació en agosto de 2015 como un club de lectura, pretende promover la lectura de obras escritas por mujeres negras. Su crecimiento hasta la fecha es destacable: han conseguido crear toda una comunidad en Instagram y una página web que se mantiene constantemente actualizada.

No obstante, el problema de esta iniciativa es que el público hacia el que va dirigido nunca va a acercarse al tema. Quien debería leerte no te lee.

Otra iniciativa es Black Poets Speak Out, que nació hace dos años y cuatro meses y todavía se mantiene en activo. Cobijados bajo un hashtag, poetas de todo el mundo claman contra la desigualdad y la violencia policial en Estados Unidos.

En este punto es destacable comentar la ascendente presencia afroamericana en lo que a reconocimiento de manifestaciones culturales se refiere.

Hablamos de que Moonlight y Steve McQueen tengan presencia y se lleven estatuillas en los Óscar, hablamos de que Kendrick Lamar reciba siete nominaciones a los Grammy por su disco To Pimp A Butterfly y hablamos, por supuesto, del éxito de ventas que está siendo The Hate U Give.

Es importante trasladar esta aceptación a todas las clases y la mejor manera es a través de los productos culturales populares. Por eso importa tanto la vía que ha abierto Angie Thomas en la literatura.

share