Books

¿Ha escogido ISIS a un escritor para mandar un ultimátum a Francia?

El ya polémico escritor Marc-Edouard Nabe ha hecho público un dudoso comunicado en el que Daesh amenaza el pueblo francés

Esta semana, el escritor y polemista Marc-Edouard Nabe comunicaba a través de su cuenta de Twitter que había recibido un correo electrónico con un comunicado de “Los Soldados Del Califato en Francia”.

El texto, de más de ocho páginas, contenía una amenaza dirigida al gobierno francés de Emmanuel Macron: si no se ponía fin a los ataques de Francia contra el Estado Islámico, la República viviría un nuevo baño de sangre. Además, se instaba al pueblo francés a presionar al presidente para que respondiera favorablemente a las demandas de Daesh con una declaración oficial. De ser así, cesarían los atentados terroristas en Francia.

El correo, mandado por un tal Abou Mhadi al Roumi, se dirigía a expresamente Marc-Edouard Nabe: “conociendo tus posiciones, estamos seguros que serás una de las primeras personalidades influyentes que difundirá nuestro mensaje”. Y, de hecho, el autor del correo no se equivocaba: Nabe ha difundido el comunicado.

Un escritor, ¿el elegido?

¿Pero por qué Daesh habría escogido a un escritor? ¿Y por qué Marc-Edouard Nabe?

Como comenta David Thompson, experto consultado por Les Inrockuptibles, no resulta sorprendente que Nabe haya sido el destinatario de este correo. Al igual que el filósofo Michel Onfray, Nabe se ha distinguido por sus opiniones polémicas opiniones sobre el terrorismo.

En 2014, el escritor francés autoeditaba una revista, Patience, escrita enteramente por él, en cuya portada aparece un fotomontaje dónde él ocupa el lugar de un ejecutor de Daesh, mientras que a sus pies está el humorista Dieudonné.

El segundo número de Patience no fue menos problemático: en él, analizaba los atentados contra Charlie Hebdo, criticando la línea editorial de la revista. La portada de este número, con Adolf Hitler solidarizándose con la publicación satírica, sirve de epítome del tono de la revista.

Si de Michel Onfray se ha dicho que era un tonto útil, dado que, a los ojos de la opinión pública, su pulsión por explicar las razones de EI se parecía peligrosamente a una justificación, Marc-Eduard Nabe ha llegado al punto de ser aclamado como referente por parte de Daesh, que en su publicación Dar Al Islam se hacía eco del “respeto” de Nabe hacia la organización terrorista, copiando largos extractos de sus textos en Patience.

¿Comunicado de una célula anónima no oficial o fake?

Con todo, no está nada claro que el mensaje sea auténtico. Desde la revista francesa Les Inrocks han consultado distintos expertos para que analizaran la veracidad del mensaje. La mayoría, como apunta David Thompson, coinciden en señalar que es “yihadísticamente” correcto: respeta todos los códigos que acostumbramos a encontrar en este tipo de comunicados. De modo que, si se trata de un fake, el texto es casi perfecto.

El texto es coherente a nivel ideológico, y firmar como “Soldados del Califato en Francia” es verosímil, pues se trata de una fórmula habitual entre los grupos yihadistas antes de ser reconocidos oficialmente por EI.

Sin embargo, hay margen para la duda. De entrada, como apunta otro experto, Wassim Nasr, sorprende la ausencia total de referencias religiosas. Además, el nombre del remitente del correo, “Al Roumi”, es una denominación de la época medieval, poco común entre los yihadistas.

Por otro lado, el modo de difusión tampoco es propio de Estado Islámico: si Daesh realmente quisiera mandar un ultimátum a Francia, lo haría por sus canales oficiales. Además, señalan los expertos, tampoco tiene sentido que Daesh proponga una tregua –aunque sea a través de una amenaza– ya que es indudable que Francia nunca acatará las exigencias de una célula anónima. 

Por último, también parece sospechoso que el único medio que se haya hecho eco del comunicado sin cuestionar apenas su veracidad haya sido RT France, dado que como explica un artículo de The New York Times, la publicación de informaciones en Russia Today es una de las principales vías para la construcción de noticias falsas. A esto se suma el hecho que Marc-Eduoard Nabe no ha sido el único en recibir el comunicado: también lo habían recibido otros periodistas, cuya decisión de no promover el mensaje resulta significativa. 

( Esquema de The New York Times)  

Este dato no hace sino aumentar la ambigüedad del gesto de Nabe. ¿Hasta qué punto es consciente de la poca fiabilidad del comunicado? Y, en todo caso, ¿qué le lleva a dar pie a este juego de peligrosas consecuencias? ¿Es simplemente vanidad? ¿Provocación?

¿Por qué alguien que ha sido investido con el reconocimiento de Daesh se presta a servir de altavoz a la organización terrorista?

( vía Les Inrockuptibles)

Tags: , ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar