Books

“¡Marieta es una guarra!”: las voces nunca pararon de sonar en su cabeza

El infeliz desenlace de una historia sobre maltrato y acoso sexual en México

La consulta espera fría, como las baldosas del baño en un día de verano. Sobre el escritorio un par de gasas sin usar, el ordenador apagado, un cenicero que nadie mancha y el periódico del día.

En la portada lo de siempre: algún político corrupto, un par de temas deportivos, tres o cuatro noticias locales, nada que a primera vista llame la atención.

La mañana prometía ser calmada. Marieta posó el café sobre la mesa y abrió el periódico a la mitad. Se puso a ojear distraídamente los sucesos, una página tras otra, hasta que una pequeña imagen del barrio en el que vivía le llamó la atención.

La noticia, casi oculta entre titulares llamativos, daba cuenta del asesinato a manos de su marido de una mujer con las iniciales P.H.M.

Nadie sabe ni sabrá nunca cuál fue la tecla que aquellas iniciales tocaron en el interior de Marieta. Tres letras, como una máscara, tras las que se ocultaba una mujer a la que le habían arrancado la vida.

Como por impulso, Marieta encendió el ordenador y se puso a recorrer el historial de todos los pacientes que había visto. Por la P. Después la H. Justo detrás, la M.

04/03/2017, Patricia Hernández Marcos: contusiones en el cuerpo y en el ojo, visiblemente nerviosa y a la defensiva, se niega a responder a las preguntas. Recomendación: Seguimiento.

La recordaba perfectamente. Una espada de hielo le atravesó de los pies a la coronilla. Empezó a temblar, hizo un gesto para apartar el periódico y el café se derramó por toda la mesa, cayendo gota a gota por el borde y formando un charco sobre los azulejos brillantes del suelo.

No hizo nada por limpiarlo. Clavó las manos sobre el teclado: tres uves dobles, punto, efe, a, ce, e, be, o, o, ka, punto, com. Después introdujo el nombre completo en el buscador y sus sospechas, aunque no lo necesitaba, se confirmaron.

Era ella. En la foto de perfil aparecía sonriendo, con las mismas gafas de sol con las que había venido a la consulta, bañada de una luz naranja y sobre el fondo azul del mar.

En su tablón, una cantidad ingente de comentarios de despedida que no dejan de actualizarse. Las redes sociales y la muerte han creado un nuevo paradigma al que nadie es capaz de acostumbrarse, y mucho menos iba a ser natural para ella, a quien todo esto le había llegado por sorpresa.

Marieta navegaba entre sus fotos. Sabía perfectamente lo que buscaba aunque no quisiera aceptarlo.

Buscaba a su asesino, al hombre que le produjo aquellas contusiones, al monstruo del que Patricia tenía miedo. Aquel que acababa de asesinarla a sangre fría en el salón de su casa.

No le costó mucho encontrarlo. Y lo que vio la dejó paralizada.

Aquella cara. Como el golpe de una ola colosal. La hubiese reconocido aunque hubiesen pasado mil años. Era aquella cara. Aquella sonrisa picarona y despreciable la que todavía hacía que su corazón se achicase.

No tuvo más que mirar el nombre de las personas etiquetadas para que su respiración se congelase por completo: Alfredo Vázquez. Alfredo. Fred. Fred. Fred…

Tardó unos minutos en reaccionar. Las ideas, los miedos, la rabia, todo ello se le agolpaba en la mente como una manada de búfalos tratando de cruzar un puente diminuto.

El café seguía goteando. Alguien llamaba a la puerta, pero Marieta no contestaba. Oyó un par de voces: «A Marieta le gusta que le toquen el culo, a Marieta le gusta que le toquen el culo».

Revivió los golpes y los empujones y en su interior una llama comenzó a avivarse con el paso lento de los segundos.

Habían pasado muchos años, pero Marieta sabía perfectamente dónde podía encontrarle.

Si hizo lo que hizo fue por esto.

Marieta se levantó de un salto, cogió algo afilado de la consulta y salió en su búsqueda.

***

LEER PARTE UNO: “Un beso con la persona equivocada

LEER PARTE DOS: “Marieta tiene el culo gordo”

LEER PARTE TRES: "Son cosas de niños"

LEER PARTE CUATRO: “No se puede perdonar a un maltratador”

LEER PARTE CINCO: “Arrepentirse de la decisión correcta”

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar