Books

Hablamos con una de las impulsoras del movimiento #NiUnaMenos en Argentina

Educar a un hijo en el feminismo, ser activista desde la escritura, luchar por la igualdad en América Latina... Luciana Peker nos habla de todo esto y mucho más

Luciana Peker está sentada en unas escaleras que no parecen llevar a ninguna parte en el Palacio de Congresos de Huesca. La escritora argentina no está sola: a su lado una niña en cuerpo de mujer —o quizá una mujer en cuerpo de niña— también está sentada y mira la pantalla de su smartphone completamente absorta.

Luciana Peker y su hija están ahí, aunque es probable que también estén en muchas otras partes. Por ejemplo en las calle de Madrid que hace unas horas caminaban y descubrían como turistas, o por ejemplo en las calles de su Buenos Aires de origen, que a esta hora del 8 de marzo aún no estarían rebosantes de pancartas y de mujeres preparadas para gritar.

Es 8 de marzo, sí, retrocedamos en el tiempo. Regresemos a ese día del gran paro de mujeres en el que mientras las compañeras de batalla y Luciana Peker salían a manifestarse, ella explicaba a un puñado de periodistas españolas lo que significó estar en el centro de todo: en el momento de creación de un movimiento que cambiaría la lucha feminista en América Latina para siempre.

Para poder explicar el #NiUnaMenos argentino habría que retroceder aún más en el calendario y contar la historia de la poeta mexicana Susana Chávez Castillo, autora de esa mítica frase “ni una menos, ni una muerta más” que luego se convertiría en hashtag y reclamo para feministas de muchos otros países.

Fue a partir de 2015 cuando el movimiento comenzó a tomar más fuerza en Argentina, cuando activistas, escritoras, periodistas y ciudadanas se unieron para protestar contra la ola de femicidios que asolaba su país y contra unas instituciones, un gobierno y una sociedad que no hacía nada para evitarlo.

Pero fue a finales de 2016 cuando todo terminó de saltar por los aires con la violación y asesinato de la joven Lucía Pérez en Mar de Plata. El ruido mediático de su caso fue tan grande a nivel internacional que el reclamo de #NiUnaMenos #VivasNosQueremos se oyó más que nunca.

Y en ese quejido también resonaba la voz de Luciana Peker. La misma que el 8 de marzo de 2017 consultaba su bandeja de entrada en el móvil en una escalera del Palacio de Congresos de Huesca. La misma que desde hace dos décadas batalla en Las 12 de Página 12, el suplemento feminista más importante de su país. La misma que desde que tiene uso de razón se dedica al periodismo para rascar en la desigualdad y en las injusticias que le rodean. La misma que a diario siguen casi 23.000 personas en Twitter. La misma que este 2017 publicó el libro La revolución de las mujeres no era sólo una píldora. Un ensayo sobre género y poder, sobre una guerra a la que a las mujeres nos alistan por el mero hecho de haber nacido con este género y en este mundo.

Luciana Peker.

Sí.

Ella.

La periodista, activista, feminista y madre que un día miraba la pantalla de su celular, silenciosamente y sentada al pie de unas escaleras, pero que ahora responde a nuestras preguntas con una verdad, una emoción y una energía altamente contagiosas:

 

*

 

1. ¿Cómo nació el movimiento #NiUnaMenos en Argentina?

2. ¿Y cuál es tu papel en él?

3. Las luchas de #NiUnaMenos también aparecen reflejadas en tu exitoso libro La revolución de las mujeres no era solo una píldora, ¿a qué crees que se debe su buena acogida de este ensayo feminista entre el público?

4. ¿Por qué decidiste luchar desde el periodismo?

5. ¿Y por qué decidiste escribir sobre la mujer?

6. ¿Nos recomendarías más escritoras y periodistas de Argentina o Latinoamérica que traten la política o el feminismo desde su literatura?

7. Por último, además de escritora y activista, eres madre de dos adolescentes. ¿Cómo ha sido educar a dos hijos en el feminismo?

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar